Compartir

martes, 31 de octubre de 2017

ANALISIS DEL BALANCE AL 30-06-17 REALIZADO POR EL Dr. CLAUDIO GIARDINO


VER: ESTADOS CONTABLES AL 31 DE JUNIO DEL 2017

El lunes 30 de Octubre se llevó a cabo la Asamblea Ordinaria de Nuestro Club, cuyo punto principal del Orden del Día era el análisis del último balance de la Institución, correspondiente al ejercicio económico comprendido entre el 1º de Julio del 2016 y el 30 de Junio del 2017.

En primer lugar, un tema para Nosotros muy importante: en un documento oficial como son los Estados Contables del Club, el Escudo incluido en la portada de los mismos tiene solo 32 estrellas, y los que figuran en los encabezados de las páginas siguiente hay otros con 50 estrellas. El Estatuto del Club es claro en cuanto a que deben ser incluidas TODAS las estrellas que representan los campeonatos obtenidos. O sea las 66. Podríamos aceptar que fueran 65 porque la número 66 la tenía que aprobar la Asamblea Extraordinaria del mismo día 30. Pero nunca un Escudo con 30 estrellas!!! Todos los días demuestran un poquito más que poco les interesa Nuestra Identidad, más allá de usar las estrellas para festejos marketineros.

Mucha de la información incluida en dichos estados contables, ya lo dirigentes se apuraron en anticiparla a los medios amigos, para hacer alarde del resultado obtenido. Pero no todo es tal como nos quieren hacer creer, por lo que vamos a analizar puntualmente algunos temas. 

El resultado de este ejercicio, arroja una considerable utilidad. La misma se genera fundamentalmente por los ingresos obtenidos por las ventas de jugadores, aunque el aporte de los Socios sigue siendo el rubro principal, representando el 55% del total de los ingresos ordinarios cuando el año anterior fue del 41%, mientras que los ingresos por publicidad y concesiones solo llega al 22%.

Al menos este año el resultado positivo se produce con operaciones que hacen a las actividades de Nuestro Club y no a la timba financiera con el dólar futuro como fue el resultado del año anterior.

Igualmente, en lo que hace al resultado por la venta de jugadores, hay que hacer algunas observaciones para acercarnos un poco más a la realidad. Las normas contables actuales en Argentina así lo permiten, pero si analizamos que la venta de Bentancur representó una utilidad de casi $ 130.000.000 ya que su valor patrimonial en el activo del Club era de solo $ 1.164.000, o el caso de Tévez que según este balance arrojó una ganancia de $ 20.000.000 aproximadamente, o Lodeiro que arrojó una ganancia de más de $ 43.000.000.

Si bien es intachable la registración de acuerdo con la que marcan las disposiciones vigentes, como ejemplo queremos mencionar que Boca pagó por Tévez casi U$S 20.000.000 (a pesar de que dijeron que vino gratis) y lo vendió en U$S 8.500.000. Si tomamos en cuenta la amortización del año y medio que estuvo en Boca, tenemos una pérdida de casi U$S 3.000.000. Contablemente es perfecta la registración, pero la variación del tipo de cambio es lo que genera el resultado y no la gestión de la Comisión Directiva.

Es más, no se entiende en concepto de que Boca tuvo que vender a pérdida a Tévez, monto superior a los egresos anuales del todos los deportes amateurs del Club. Salvo que fuera un compromiso personal del Presidente como muestra de gratitud por la campaña electoral del 2015, pero en todo caso lo debería solventar su equipo de campaña y no la Institución.

Si bien mejoró la posición de liquidez financiera respecto del año anterior (no estábamos tan equivocados ya que buena parte de los ingresos por ventas de jugadores se destinó a la cancelación de deudas de años anteriores), la situación actual no refleja una solvencia acorde con lo que fue el resultado del período, ya que no llegamos a tener un peso propio para hacer frente a cada peso de deuda durante los próximos doce meses.

Vemos, al igual que los últimos años, que los recursos que genera Nuestro Club no siempre quedan en poder de la Institución. En el caso puntual del Museo de la Pasión Boquense, los ingresos del ejercicio bajo análisis fueron de $ 3.612.000 lo que representa solo un 3% más que el año anterior, a pesar de haber aumentado la cantidad de visitantes anuales y los costos de las entradas. El Museo genera más de $ 65.000.000 de ingresos anuales para que a Boca le ingresen $ 3.612.000. Lo que se dice un negocio maravilloso… para los que explotan el Museo.

Otro tanto podemos decir de la confitería del Club, cuyo concesionario abona un canon de $ 715.000 anuales. O que Río Uruguay Seguros paga por año solo $ 4.600.000 teniendo cada vez más presencia dentro del Club, habiendo llegado hasta las camisetas de Nuestro primer equipo de fútbol.

En la Nota 2.5 de la página 11, se menciona que en la cuenta “Gastos de transferencias de jugadores” del Estado de Recursos y Gastos (página 3) si incluyen $ 72.200.000 correspondiente al valor neto de amortizaciones de los jugadores vendidos (llamémosle su costo de venta) como así también de los que se rescindió contrato. Y que además se incluyen los porcentajes que por cada transferencia corresponden al jugador (15%), a la AFA (2%), impuesto de sellos (1,2%), Agremiados (0,5%) y comisiones pagadas a intermediarios, si correspondieran. Este monto llega a los $ 99.785.000 según dicho Estado de Recursos y Gastos. Sin embargo, las bajas de los jugadores vendidos o con contratos rescindidos según el Anexo I del Plantel Profesional (página 26 y siguientes) es de $ 159.001.000, los porcentajes mencionados sobre el total de las ventas sería de $ 81.350.000, y no sabemos cuanto se pagó a los intermediarios. Pero estaríamos como mínimo en $ 240.346.000, bastante lejos de la cifra mencionada en el Estado de Recursos y Gastos mencionado.

Se vuelven a rescindir contratos de más de 12 jugadores de nuestras inferiores, o se venden algunos a valores inferiores a sus costos de formación, para salir cada libro de pases a realizar compras al por mayor. Esto pone de manifiesto, una vez más, el fracaso de un proyecto que se nos presentó como la solución mágica porque iba a copiar a la Masia del Barcelona, incluyendo el alquiler de La Candela a montos que quintuplicaron el valor al que se la había vendido. Salvo que la realidad sea que se realizan compra a granel para beneficiar a representantes amigos… Pero no queremos creer que esto pueda suceder…

Acostumbro a decir permanentemente, que los números de un balance hay que analizarlos por lo que realmente reflejan en cuanto al modelo de Club que representan, más allá de la frialdad de los números. Y esto adquiere una dimensión mayor cuando se trata de una Asociación Civil sin Fines de Lucro como es Boca. Y como lo va a seguir siendo SIEMPRE.

De acuerdo con lo mencionado en el párrafo precedente, hay un par de ejemplos que demuestran que modelo de Club tienen en mente los actuales dirigentes: 

v  Los gastos en seguridad (sin tener en cuenta los operativos para los días de partido) triplican los egresos del Departamento de Cultura.
v  Los gastos de la Comisión Directiva (cabe recordar que todos sus miembros desempeñan su función en forma ad-honorem) y las Remuneraciones de Dirección y Gerencia que ahora se incluyen como “Gastos Generales” ya que cada Departamento tiene los suyos propios, son el equivalente a la sumatoria de los montos asignados a todos los deportes amateurs de Nuestra Institución. Todavía no se sabe bien la razón porque aparecieron tantos Gerentes en áreas que antes ocupaban los dirigentes electos por los Socios. Se ve que los desplazados están conformes, porque no hacen públicas las quejas que manifiestan en privado.
v  Del total de los egresos del Club, se destina solo el 1,8% a la segunda disciplina en importancia, como lo es el Básquet, el 0,5% al Vóley, el 0,2% al Fútbol Femenino, el 0,6% a Cultura y el 2,5% al resto de las disciplinas y actividades que se desarrollan en la Institución. A pesar de que todavía seguimos siendo Club Atlético y no Sociedad Anónima.

Insistimos en que son bienvenidos los mayores ingresos que el Club obtiene, como este año a través de la venta de jugadores profesionales, pero seguimos esperando el “derrame” hacia el resto de las disciplinas como debería corresponder en un Club Atlético, pero por lo visto esto en Boca no sucede. Cada día no convencemos más que el modelo actual que llevan adelante estos dirigentes, es asimilar el Club a una empresa, y encima se creen que son los dueños de la misma.

Hay otros temas más para analizar y debatir en este último balance:
  1. La construcción del predio en Ezeiza significó en este último año, inversiones por $ 126.785.000. Lo llamativo es que en el Estado de Flujo de Efectivo presentado en la página 5, no se detalla un solo peso por este concepto dentro de las actividades de inversión, como si se hace con el resto de los bienes de uso. Seguramente se habrán olvidado de exponerlos… O todo ese dinero invertido se adeuda a la fecha de cierre del balance. Reiteramos que ese predio que se destinará exclusivamente al fútbol, no pudiendo los Socios disfrutar de esas instalaciones. Con lo que nuevamente los dueños del Club no se ven beneficiados en absoluto con semejante inversión, sino que se destina al único rubro que pareciera importarles, como es el fútbol profesional. Vamos a seguir repitiendo que Boca es un Club con fútbol y no de fútbol… 
  2. Y una vez más, vemos el informe de la Comisión Fiscalizadora que manifiesta dos recurrentes violaciones al Estatuto de Nuestro Club, sin que aparentemente nadie se escandalice por esto: 1) los egresos superaron en un 41,6% lo presupuestado, por lo que deberían haber llamado entre Enero y Junio de este año a una Asamblea Extraordinaria para que analice y apruebe este desfasaje de acuerdo con lo que dice el artículo 78 inc. c) del Estatuto, 2) no se respetó lo establecido en el artículo 79 del mismo, en lo que hace al límite fijado para la incorporación anual de jugadores profesionales, ratificando lo que dijimos precedentemente respecto a las compras al por mayor que ponen de manifiesto el fracaso del proyecto de inferiores.
Pero pareciera que las violaciones al Estatuto no son importantes, o nos quieren convencer de que por ser recurrentes, ya se hicieron costumbre. Es el problema de actuar como Comisión Convalidadora en lugar de Fiscalizadora. No olvidemos nunca que el Estatuto es a Nuestro Club lo que la Constitución Nacional es para el País.

Seguimos pensado que lo que se busca es un Club solo de fútbol, cada vez con menos disciplinas, a las que se asfixia sin presupuesto para que terminen agonizando y tener así la oportunidad para cerrarlas o discontinuar su práctica.

Sigue firme la idea de la construcción del estadio shopping en los terrenos de Casa Amarilla que se compraron mintiendo sobre su destino real, lo que traería aparejado un endeudamiento imposible de soportar por la Institución, a pesar de la puesta en escena que hicieron para “relevar” las propiedades de las dos medias manzanas que se deberían adquirir para terminar el proyecto original y ampliar la Bombonera. Estos dos años que vienen por delante, van a poner de manifiesto que esa es su aspiración de máxima.

Somos los primeros interesados en no tener razón. Pero lamentablemente, van a acelerar en esa dirección en perjuicio de 112 años de Nuestra Institución, y conseguir su objetivo final de convertir al Club Atlético Boca Juniors en el Boca S.A.

PERO UNA VEZ MÁS DECIMOS QUE NO LO VAN A LOGRAR.

PORQUE A BOCA LO HACE GRANDE SU GENTE, Y ES LA QUE LO VA A DEFENDER CUANDO PRETENDAN LOS OPORTUNISTAS QUEDARSE CON NUESTRO CLUB

NO SE OLVIDEN NUNCA QUE BOCA ES NUESTRO!!!!

Dr. Claudio O. Giardino
Socio Vitalicio N° 10.487