Compartir

viernes, 13 de octubre de 2017

Historia: "Tirando Manteca al techo"

Les dejamos la sección de historia que hicimos ayer en "Boca es Nuestro" con la autoría del profe Alberto Moreno y los relatos de Ana Bonissone.

"Tirando Manteca al techo"

11 de octubre de 1992. Tarde ardiente en el Templo. Décima fecha del torneo Apertura y Boca llega primero e invicto, pero con riBer pisándole los talones, a un punto. Queda claro que es un partido decisivo: ganando, riBer le quita la punta a Boca; si se impone el Xeneize, se aleja de su perseguidor para encarar el tramo clave del torneo con más aire. Justamente aire es lo que necesita ese Boca urgido de cortar 11 interminables años sin títulos locales. Ese Boca del Maestro que hace poco más de un año sufrió una de las mayores desilusiones posibles, perdiendo un título que merecía como nadie, a manos del Newell’s de Bielsa. La presión es descomunal para ese grupo de jugadores que están decididos a terminar la pesadilla. Pero no va a ser fácil.

Para empezar nomás, el bastonero del fondo, el impasable Juan Simón se lesionó la rodilla en la fecha previa y quedó out para el resto del torneo, abriéndole la puerta al debut en Primera de Gardelito Medero. Una incógnita cómo puede responder el pibe en semejante debut. Por suerte a ese equipo lo que le sobra es personalidad, con varios tipos de experiencia como el Beto Márcico (jugando el clásico infiltrado por una contractura que se volvería desgarro), Blas Armando, el paraguayo Cabañas, el Chino Tapia, el Mono Navarro Montoya, y un uruguayo llegado de Peñarol que lleva apenas 8 partidos en Boca, es titular desde hace 5, y le hizo un gol Huracán. Un tal Sergio Daniel Martínez.

El primer tiempo es muy parejo, muy estudiado, con llegadas para ambos lados, aunque las más claras son de Boca: primero el Chino se lo devora debajo del arco; después es Lousteau el que se deglute algo, en este caso un clarísimo penal para Boca por mano de Cáceres cuando el Manteca le tira un sombrero dentro del área. El pibito Medero demuestra que el partido no le pesa y no le deja tocar una pelota a Ramón Díaz, mientras un Giuntini gigante saca todo lo que le tiran. Y el Mono está en llamas: solo recibió goles en dos de los 9 partidos jugados hasta ese momento. Contra riBer no es la excepción.

Comienza el segundo tiempo y a los 3 minutos hay falta a Martínez. Tiro libre para Boca a la derecha de la medialuna, frente al arco que da a la 12. Se paran el Mágico, Tapia, Soñora y Villarreal. Es obvio que Chiche no le va a pegar así que se va al área. El Beto está demasiado abierto como para entrarle. Es ideal para la zurda del Chino, pero es Villarreal el que le mete el fierrazo bajo. La pelota se desvía en la barrera y le cae justita al uruguayo, a ese que en su país le dicen Pásula pero en la Boca será Manteca, que acecha puro olfato en el vértice del área chica. El Manteca le da de media vuelta, mordido, pero suficientemente esquinado como para mandarla a guardar. Locura total en el Templo y festejo para envidia de todos los que alguna vez soñamos hacer un gol con la azul y oro: colgado del alambrado, en cuero, de cara a la 12, como abrazándose con todo el Templo. Será el segundo de los 86 goles del Manteca con la camiseta de Boca, en 167 partidos, y el primero de sus 4 goles oficiales a las plumas.

riBer que sale a buscar el empate, mientras Boca trata de liquidarlo de contra. Hasta que a los 66', Ortega mete un enganche y Giuntini lo voltea afuera del área. Lousteau ve adentro y cobra penal. No se sabe si porque nadie se anima a patearlo o porque tiene la máquina de humo laburando a máxima potencia, pero el que agarra la pelota es Hernán Díaz. Mientras tanto, en el otro arco, Comizzo compite denodadamente por el premio a la venta de humo: la 12 le tira una radio y el quía fantasea con ser Gatti y se pone a escuchar el penal por radio, mirando a la 12 para poder gritarle el gol. Pero Hernán Díaz le arruina la jodita: remata fuerte, a la izquierda, pero a media altura. El Mono tiene una reacción fantástica y la cosa sigue 1-0 a favor de Boca. No se sabe que habrá hecho Comizzo con la radio, seguramente la introdujo en algún lugar donde no da el sol...

Lo cierto es que, como suele ser costumbre, riBer entra en crisis de nervios, se descontrola y se va expulsado Claut a los 70’ por meterle una murra al Chino Tapia. Aunque la nota curiosa del partido fue que Ese Señor Que No Sé Cómo Se Llama no viera la roja, pero ya había tenido suficiente con el penal, y encima cuando sobre el final quiso copar la parada, Blas lo mandó a guardar. En los últimos veinte, Boca se perderá dos chances clarísimas de liquidarlo. Como si importara: es 1-0, palo y a la bolsa, festejo enloquecido en las tribunas –con Diego, Chitoro y Carlín Calvo incluidos y El Más Grande dedicándole un dedito de idea (?) a las gallis- y el Xeneize que pone proa al título que pondrá fin al infierno.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Boca es Nuestro": El equipo está conformado por Ana Bonissone en la conducción, Eduardo Eliaschev, Claudio Giardino y Fernando Burruso en el estudio,  y columnistas que cubren las principales actividades de nuestro Club como Martín Marzolini en básquet, Vanesa Raschella en futbol femenino, Martín Herrera en fútbol profesional, Jacqueline Vezzosi en divisiones inferiores fútbol masculino, Mariano Revertido en el polideportivo, y el invalorable aporte de Alberto Moreno recordándonos de dónde venimos en cada hecho histórico de nuestro Club. Con la producción general de Leo Zallio, Gabriel MartinIvan Ludueña y Daniel Lubel, y Maximiliano Catanzano en diseño y gráfica.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------