NOVEDADES

FELIZ CUMPLEAÑOS BOMBONERA


Hoy cumple años Nuestra Casa. 80 años de Nuestra querida Bombonera. 

Puede sonar raro ésto, porque nadie festeja los cumpleaños de su casa o departamento. A lo sumo recuerda la fecha en que lo compró o construyó, pero no más que eso. Pero con la Bombonera es distinto. Es una parte indisoluble de Nuestras vidas. Es ratificar eso de que “el corazón tiene razones que la propia razón nunca entenderá”. 

Esa locura que desde siempre tuvimos los Hinchas de Boca por Nuestro Club, hizo que la vieja cancha de madera resultara insuficiente para albergar tanto amor. Por eso en 1937, la Comisión Directiva encabezada por el Dr. Camilo Cichero decidió que era necesaria una estructura de cemento, más sólida y resistente. Llamó a convocatoria y el proyecto ganador fue el del estudio Delpini-Sulcic-Bes. Así fue como el 18 de febrero de 1938 se colocó la piedra fundamental, y el 25 de Mayo de 1940 se inauguró en forma oficial el Templo más hermoso del Mundo. 

Pero como para Boca nunca nada fue sencillo, y como muestra de lo que es servir al Club y no servirse del Club, ante la necesidad de obtener créditos para comenzar la construcción, el Dr. Cichero hipotecó su casa familiar en la calle Olavarría como garantía ante el banco. Una muestra maravillosa de lo que nos referimos cuando hablamos de tener el Gen Bostero. 

Y otro ejemplo de lo que somos los Hinchas de Boca y el amor incondicional que tenemos hacia la Bombonera, me toca muy de cerca… 

Era el 11 de Octubre de 1942. Mis Viejos de solteros vivían en el mismo conventillo en Brandsen 640 a una cuadra de la Cancha. El Papá de mi Mamá, o sea mi Abuelo materno, Don Américo Rizzo, había tenido un problema cardíaco y hacía varios días que estaba en cama con reposo absoluto. 

Partido en el Templo contra Huracán. Por la cercanía, las tribunas se sentían dentro de la casa. Mi Abuelo, terrible Bostero, escuchando el partido en la pieza. Al término del primer tiempo, y aprovechando que mi Abuela había salido a hacer compras, se empilchó y se mandó para la cancha. Salió al trote por la calle Raulet (hoy Zolezzi), dobló en Pinzon y encaró para la entrada de Socios Norte sobre la calle Del Crucero (hoy Enrique Del Valle Iberlucea). No perdió tiempo para entrar, ya que en esa época en los segundos tiempos abrían las puertas para que ingrese todo el público, Socio o No Socio. 
Subió apurado las escaleras porque estaba por empezar el segundo tiempo. Pero al llegar arriba su corazón dijo basta, y quedó fulminado ahí. Se escapó de su Casa para morir en su Casa. 

Y así, como estas dos anécdotas, todos los Hinchas debemos tener varias. Alegres, tristes, lejanas, cercanas… Pero son las cosas que nos fueron marcando durante estos 80 años, y las que nos llevaron a encarar una lucha sin tregua bajo el axioma De La Bombonera No Nos Vamos, ante el avance de los delirantes oportunistas que, sin ningún tipo de identidad con Nuestro Club ni respeto por la Historia, quisieron cambiarla por un estadio shopping, dejándosela a sus amigos para recitales o eventos. 

Y una vez más, y en una notoria disparidad de fuerzas y recursos, demostramos que no hay plata que pueda doblegar el amor puro. Ese amor que millones de Hinchas demostramos por Nuestra Casa, y que arruinó el negocio de unos pocos paracaidistas. 

Hoy, con la certeza de que nos vamos a quedar en Brandsen 805 para siempre, tenemos por delante el desafío que venimos sosteniendo desde hace más de quince años: la ampliación de la Bombonera. Sabemos que no es una tarea sencilla. Pero tampoco lo fue la que encararon en 1938. Vamos a trabajar sin descanso para llevar adelante ese proyecto. Respetando a Nuestros Vecinos, trabajando exclusivamente en favor de Nuestro Club y haciendo realidad para Nuestras Hijas y Nuestros Hijos, lo que iniciaron Nuestras Abuelas y Nuestros Abuelos, Nuestras Madres y Nuestros Padres, y que esperamos poder concretar Nosotros y Nosotras... 

FELICES PRIMEROS 80 AÑOS BOMBONERA. VAMOS POR MUCHOS MÁS!!! 
PORQUE LA BOMBONERA ES BOCA Y BOCA ES LA BOMBONERA 
PORQUE BOCA ES NUESTRO 

Claudio O. Giardino 
Socio Vitalicio N° 10.487



"Una mano al Barrio de La Boca"

Junto a los movimientos 805, Mi Boca Juniors Querido, Boca Es Pueblo, Juvenil Xeneize, Locos por Boca y Boca primero; y las agrupaciones Nuevo Boca y La Bombonera, llevaremos a cabo una jornada solidaria el lunes 25 de Mayo en "La previa Hernan Irala" a las 10:30 hs, entregando bolsones de mercadería.

Nos encontramos recolectando alimentos no perecederos que podrán acercar a Braun Menéndez 150 6° Piso "4", La Boca y/o dinero que podrán transferirnos (solicitar DATOS DE CUENTA por MP) para poder acercar una ayuda a los vecinos y las vecinas de La Boca que más lo necesiten.

Apelamos a la solidaridad de los y las hinchas de Boca para que no les falte el pan a nuestros vecinos y vecinas en esta situación tan difícil, aportando con lo que esté dentro de las posibilidades de cada uno. Muchas gracias!

UN BOCA INCLUSIVO Y CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Ante los hechos de público conocimiento en los que Daniela Cortés denuncia al jugador de fútbol Sebastián Villa, desde el movimiento Boca es Nuestro manifestamos y solicitamos:

El total y absoluto repudio a cualquier hecho de violencia de género dentro y fuera del Club.

El urgente trato, aprobación y puesta en vigencia de un protocolo de prevención y acción ante situaciones de violencia o discriminación de género u orientación sexual.

La imperiosa necesidad de cumplir con la Ley 27.499 (Ley Micaela) brindando capacitaciones obligatorias sobre problemáticas de género y violencia contra las mujeres y disidencias para todo representante de la institución: trabajadores/as, entrenadores/as, dirigentes/as y cualquier persona que preste funciones y/o servicios en el Club.

Una rápida respuesta, enérgica, contundente y con compromiso de las autoridades ante cualquier denuncia de violencia de género efectuada contra cualquier atleta, integrante de cuerpos técnicos, miembros de los órganos de administración y representación del Club, empleados/as y/o socios/as.

Garantizar siempre a la/s víctima/s que puedan ejercer su derecho a denunciar y presentar las pruebas correspondientes sin presiones de ningún tipo.

Desde Boca es Nuestro venimos trabajando dentro del Club, junto con compañeros y compañeras de otros movimientos y agrupaciones, sobre esta problemática que cientos de mujeres viven a diario y que nos interpela. El compromiso y la actitud que hoy tengamos es lo que va a prevenir que estos hechos se repitan. En el transcurso del año ya son más de 90 los femicidios en el país. La violencia deja marcas y no verlas, deja femicidos.

Boca, como uno de los movimientos culturales y populares más grandes del país, tiene la oportunidad de, como ya lo ha hecho en otros momentos históricos, dar un paso trascendental que marque el camino y anime a otros actores sociales a acompañar este cambio de paradigma.

Desde Boca es Nuestro continuamos trabajando por un Boca más grande; un Boca inclusivo y con perspectiva de género.

SEBASTIÁN BATTAGLIA: "REAL MADRID Y MILAN ERAN GRANDES DE EUROPA Y LES GANAMOS, ALGO QUE DESPUÉS MUCHOS NO PUDIERON"


El jugador más ganador de la historia del club con 17 títulos (4 Libertadores y 2 Intercontinentales, entre otros) habló de todo en una rica nota con el equipo de la Gacetilla de Prensa Boca y, como hacía en a cancha, defendió con garra los colores.
Seba, actual DT de la Reserva, profundizó sobre el proyecto que se está llevando a cabo con las juveniles: “Trabajamos para que los chicos sepan lo que significa Boca y quieran jugar en Boca". El volante surgido del semillero boquense, además nos contó cómo intentan inculcarle la identidad xeneize a los juveniles sin copiar modelos como el de Barcelona, la coordinación de trabajo con Miguel Ángel Russo, cómo es Riquelme como jefe,  su relación con Bianchi, si se está gestando una nueva mística ganadora en Boca y mucho más.

- ¿Cómo estás llevando la cuarentena?
- Es una situación inédita la que estamos viviendo. Hay que cuidarse mucho, pasándola en familia de la mejor manera, esperando que pase pronto todo esto y que cada uno pueda retomar sus actividades de la manera que estamos acostumbrados. Hoy lo principal es pensar en la salud.

- Más allá de cómo la estás pasando en tu día a día con tu familia ¿Cómo la lleva el Sebastián Battaglia entrenador esta cuarentena? ¿Cómo afecta en tu trabajo?
- Tratando de seguir a los chicos y apoyándolos. Ya sea en el entrenamiento para que no pierdan su parte física más que nada, porque lo que es trabajo con pelota y lo que podemos hacer en el día a día se hace muy difícil. Estamos trabajando con el profe (Zacarías Gaggero) todas las mañanas por esta plataforma (Zoom), viéndolos entrenar y tratando de que ellos se mantengan en cuanto a los niveles de fuerza porque es lo que podemos trabajar en cuanto al espacio que tiene cada uno. También trabajamos una vez a la semana con un coach amigo mío, Pablo Cavalieri, que me está dando una mano desde la parte psicológica y emocional. Así que los miércoles hacemos una especie de doble turno, uno a la mañana de entrenamiento y otro a la tarde de charlas con ellos para ver cómo se sienten, cómo pasan esta cuarentena y haciendo algunas cosas que nos sirven mucho como equipo, como grupo y les hace bien a ellos también.

- Además de los entrenamientos físicos ¿Hay alguna otra actividad que le pedís a los chicos que realicen como mirar fútbol o realizar trabajo táctico?
- Es muy difícil que hagan táctico, sí pueden mirar algo. Hay una aplicación que nosotros tenemos donde subimos videos, dónde tratamos de sumarle cosas para que ellos puedan ver y analizar. Nosotros también le hemos mostrado y fuimos charlando por esta misma aplicación (Zoom) algunos videos y algunas cosas que vamos a buscar cuando esto se normalice, pero sabemos que la situación no es fácil. Hay chicos que a veces tienen internet y otras veces no, entonces estamos tratando de llevarla de la mejor manera, pero en lo que podamos apoyar o ayudar tratamos de hacerlo para que se haga más llevadero todo, aprovechar el tiempo en lo que se pueda y adaptándose a las posibilidades que tenemos. No es lo ideal. Es compleja la situación y es inédita porque no la hemos pasado nunca. Siempre que el fútbol paró en la competencia, los entrenamientos siempre seguían y nos seguíamos viendo. Estamos todos aprendiendo de esta situación inédita que vivimos.

- Ya que hablamos de aplicaciones y el uso de la tecnología, debe ser difícil, ahora como entrenador de la Reserva y algo que no te tocó como jugador, manejar el uso de las redes sociales ¿Hay algún manual de uso de redes sociales para los chicos? ¿Les prestan atención a eso?
- La idea es acompañarlos. Como decís, nosotros no la vivimos, no estuvimos en la “era” de redes sociales. Hoy hay que utilizarlas de la mejor manera y que sirva para bien. Obviamente que prohibir no se las podes prohibir porque el mundo tiene redes sociales, entonces, tratamos de apoyarlos, que las usen de la mejor manera a favor y saber que tienen sus pro y sus contra. Pero en lo que podamos ayudarlos, guiarlos y aconsejarlos también lo vamos a hacer.

- Seguramente también hacen foco en el famoso “Mundo Boca” donde cualquier cosa pequeña, luego se hace gigante…
- Sí… Sabemos lo que es Boca. En Boca todo se puede magnificar de millones de maneras y entonces ellos tienen que saber que estamos en un club donde todo se agiganta y con cada pequeña cosa se puede hacer una pelota de nieve. Tienen que saber de qué manera manejarse y en eso trataremos de estar encima y que ellos puedan aprender.

- Luego de tu retiro, has manifestado muchas veces tus ganas de trabajar en el club y ahora se te da la oportunidad ¿Qué sentiste al volver ponerte nuevamente la camiseta azul y oro?
- Para mí es una alegría. No se dio en otros años, pero todo llegó a su debido tiempo y en esta oportunidad me toca estar otra vez en el club. Un club que es como mi casa, porque de los 15 años que estuve en la institución. En esta nueva etapa, desde otro lugar, ayudando desde otra posición, pero siempre queriendo lo mejor y tratando de aportar como para que el club tenga logros deportivos que es lo todos buscamos. No es lo mismo que ser jugador, es diferente, pero siempre tratando de hacer lo mejor.

- Cuando llegaste a tu primera práctica en Ezeiza ¿Te conocían todos los chicos?
- Si, ellos están al tanto de todos los muchachos que están ahora (por sus ex compañeros jugadores) y todo lo que vivió el club. Nos tocó vivir una etapa muy buena de la institución donde hemos ganado muchas cosas y ellos están al tanto de lo que fue, no solo mi carrera, sino la de varios muchachos que han vuelto. Para mí fue una alegría enorme. Todo lo que pueda acompañarlos a ellos en el crecimiento, para mí, es muy lindo. Porque ellos también saben de que nosotros hemos estado en esa situación y hemos sido jugadores antes que ellos. En lo que podamos ayudarlos, ahí estaremos presentes.


- ¿Cómo es el Sebastián Battaglia entrenador?
Exigente, como todos. Cuando uno fue jugador, también exigía cosas dentro de la cancha. No solo futbolísticamente, sino también de la parte mental que termina siendo fundamental. Ahí es donde me gusta y quiero hacer mucho hincapié ahí porque Boca es un equipo que debe manejar todo tipo de presiones y si ellos están en una reserva de Boca, por algo es. Por sus condiciones, tienen que confiar en ellos y saber que cuando tengan la oportunidad de estar en primera división, tiene que responder y tratar de mantenerse que es lo que uno apunta una vez que llega a primera y a partir de ahí tiene una nueva etapa en su vida. Después me gusta ser protagonista, más en un club como Boca, tener la chance de competir, de pelear los torneos que nos toque jugar en el momento que te toque y tratar de llegar al final compitiendo y peleando el torneo.

- Si bien no es tu primera experiencia como DT ¿Qué diferencia hay entre ser un entrenador y, además, ser un formador?
- Hay diferencias. Yo creo que todavía la reserva tiene una parte de formación, es la última etapa. Ellos ya vienen con una base desde inferiores y la idea es terminar de pulir cosas que puedan tener y mejorarlas en las que pensamos que pueden seguir mejorando como para terminar de ser jugadores y el técnico de primera pueda verlos, pueda confiar en ellos y el día de mañana puedan tenerlos presentes para poder ser parte de una lista, de empezar a entrenar con primera división. Todo el tiempo están teniendo oportunidades porque estamos en el día a día compartiendo mucho. Entrenamos a la par, al lado. Trataremos de mejorarlos y después dependerá de ellos de aprovechar las oportunidades que tienen.

- Y en esta etapa formativa ¿Qué cosas extra futbolísticas intentas inculcarle para la formación como persona del jugador?
- Que sean disciplinados y que tengan una vida ordenada. Sabemos que todos pueden tener diferentes situaciones particulares en sus familias, en sus casas y tratamos de ayudarlos de esa manera porque todo suma acá y todo hace al buen jugador. Yo creo en cosas que (Jorge) Griffa decía en su momento de que el jugador tenía que tener ciertas características para ser un “jugador ideal”: velocidad mental, velocidad física, ser fuerte, tener buena técnica y un montón de atributos que un jugador tiene que tener para ser un jugador perfecto. Pero hay una que era fundamental y es que tenía que ser “psicológicamente equilibrado”, decía él. Es algo que me quedó grabado, que suma mucho y que un chico que esté mejor en lo mental, le va a sumar muchísimo. Hay situaciones extra futbolísticas que a veces le pueden perjudicar y en eso quiero hacer hincapié.

- Con esta nueva dirigencia se intenta volver a la “Identidad Xeneize” ¿Cómo se hace para inculcarle esa identidad a los chicos?
- Creo que nosotros tenemos la identidad adentro y tratamos de transmitirla de la mejor manera para que ellos la puedan captar. Sabemos que Boca es una institución que tiene que competir siempre y tratar de llegar al final en todas las competencias que le toque disputar. Eso es lo que yo viví y lo que siempre quise cuando estuve en primera división y vistiendo la camiseta del club. Me tocó estar en muchos momentos que hemos ganado. Que no es fácil, porque lo hemos vivido en este último tiempo que no es fácil, pero de a poco se genera esa identidad en los grupos, en los equipos y en los jugadores. Se va generando una mística como se generó en aquel momento, con una mentalidad ganadora, tratando de ser positivos todo el tiempo y con sentirse ganador una vez que entras a la cancha. Después sabes que te pueden ganar, pero que al otro se le haga difícil ganarte. Eso también pasa por lo mental. Esta última etapa del torneo, hablando de la primera división, fue tomando una confianza y se veía dentro de la cancha en la manera de jugar y el cambio de mentalidad se notó en gran parte de este año.

- Vos venís de una cantera xeneize muy fructífera, que le dio muchas alegrías al club, pero en los últimos años Boca intentó cambiar las formas de juego en sus divisiones inferiores ¿Hay una fórmula para que Boca vuelva a tener esa cantera que supo tener?
- Es verdad que Boca en el último tiempo ha tenido otros formadores con otras ideas y confiando en esas ideas. Yo creo que Boca debería ser un equipo que los demás puedan imitar. Años anteriores se intentó copiar al Barcelona pero yo creo que Boca tranquilamente puede tener su identidad. Tratar de formar jugadores de acuerdo a una manera del club para que puedan llegar a primera división, se puedan mantener y puedan tener la oportunidad de jugar, pero en este último tiempo la falta de logros deportivos hizo de que muchos chicos no tengan la chance de poder jugar. Esperemos que esto pueda revertirse, lo principal es tratar de volver a lograr cosas, a que Boca esté ahí arriba y darles la mayor cantidad de oportunidades a los chicos.

- ¿Cómo se trabaja para que los chicos se puedan quedar y quieran jugar en Boca?
- Hay situaciones que depende de cada uno. Sabemos que Boca es especial. Cuando uno está en Boca, llega a jugar y está en primera división, no hay un club en el mundo que se parezca a Boca. Eso te lo dice cualquiera que haya estado. Después hay decisiones individuales de cada uno y se hacen difíciles de manejar. Nosotros trabajaremos como para que sepan lo que significa Boca, quieran, tengan ese sentido de pertenencia con la camiseta y la mayor cantidad de chicos quiera jugar en Boca, se pueda quedar en Boca y quiera triunfar en Boca.

- ¿Cómo es el trato con los representantes?
- Por suerte yo no tengo charlas con representantes. Si bien somos un equipo con los demás muchachos y trabajamos en conjunto, yo no me meto a discutir esas cosas con ellos. No me toca esa parte hoy a mí, pero sin dudas que hay gente que buscará aconsejarlos de la mejor manera a los chicos y otros que buscarán el beneficio propio. Yo creo que un jugador también tiene que saber qué cosas le conviene, más allá del representante que tenga. Obviamente que uno elige un representante y confía en él para que le lleve su carrera y a veces piensa que le está haciendo bien, pero a veces tiene que abrir los ojos porque a veces las cosas no son tan buenas como uno cree.

- Ahora hay muchos jugadores que se fueron de Boca y quieren volver. A vos te pasó algo parecido...
- Si, por eso lo digo. Quizás a veces uno confía en ciertas cosas. Habría que guiarse por la intuición de cada uno también y hacer lo que uno quiere y uno siente. Creo que pasa por ahí. A veces pensás que te está haciendo bien y quizás puede ser contraproducente. Es una situación difícil de manejar, no es fácil. Entonces trataremos de acompañarlos de la mejor manera y que tomen la decisiones que pensamos que puedan ser las correctas para su futuro.

- ¿Crees que hay un “biotipo” de jugador para Boca? ¿De ver a un jugador y decir “este es jugador para Boca”?
- No sé si un biotipo. Yo creo que hay muchachos que a veces los ves y decís “este nació para jugar en Boca”. Pero más allá de eso, la predisposición o la actitud son cosas que no son negociables. Después uno puede tener un buen o mal día, hay veces que tenés a un compañero a un metro y se la diste mal. Eso le pasa a todo jugador, pero hay cosas que no son negociables como el esfuerzo y el compromiso que uno tiene que tener por la camiseta. Eso el hincha lo ve, lo sabe, lo siente y en cancha de Boca. Sabemos que la gente te tiene que jugar a favor y no en contra. Eso es algo que uno tiene que aprovechar, la gente de Boca es única. Las veces que me tocaba estar adentro de la cancha era aprovechar el aliento de la gente a favor y no en contra. Que no te juegue en contra esa gente que es impresionante.

- De los jugadores que estás entrenando ¿Hay alguno que está para dar el salto en primera?
- Hay muchos chicos con gran futuro. Estamos trabajando con ellos, tratando de darles oportunidades a todos para que el técnico de primera los pueda ver y a partir de ahí charlar e ir debatiendo lo que vemos de los chicos, esto recién arranca y es un proyecto nuevo. Sabemos que lleva tiempo y en lo que podamos aportar a primera división, bienvenido sea. La verdad que se ha generado un buen ambiente de trabajo y hay muchos chicos con un gran futuro. Es cuestión de esperar, de tener paciencia, de darles tiempo a ellos también y acomodar este proyecto.

- ¿Cómo es la coordinación con Russo?
- Nosotros estamos a disposición de la primera. La prioridad la tiene la primera división y trabajamos prácticamente en conjunto, una cancha al lado de la otra. Estamos a disposición de lo que ellos necesiten para hacer su trabajo. Muchas veces necesitan jugadores para armar un entrenamiento y ahí es la oportunidad que tienen los chicos para mostrarse, de hacer un entrenamiento con la primera. Ya sea fútbol, un táctico, un reducido o lo que disponga el técnico de la primera en ese momento. Esas son las oportunidades que tienen ellos de mostrarse. Todo el tiempo los están viendo y eso es cuando uno trabaja en conjunto.

- Russo tiene una larga trayectoria como técnico y lo tuviste como DT en 2007. Ahora que se reencontraron ¿Te dio algún consejo como DT?
- Consejos no, pero sí cuando algún jugador le toca bajar a jugar a reserva. Se generan charlas sobre lo que necesita para no perdonar a los muchachos que bajan, hacerlos exigir al máximo (risas). Se generó un ambiente muy lindo de trabajo, se respira ese ambiente, lo sienten todos ahí adentro y los mismos jugadores saben que hay algo que se está formando. Eso es bueno, tener un buen ambiente de trabajo siempre suma.

- ¿Te imaginabas que Russo iba a conseguir tan rápido los resultados?
- Por algo se lo eligió a Miguel (Russo) para encarar esta parte que quedaba del torneo, este año y este proyecto. Hubo trabajo, hubo tiempo y eso es muy bueno. Captar la idea rápidamente de lo que el técnico quiere también fue muy bueno. A medidas que fueron pasando los partidos fue generando una confianza en el equipo demostrando un nivel de juego que ya se hacía respetar y ya te miraban con otros ojos. La verdad que fue muy bueno lo que se hizo y aparte Boca terminó haciendo su trabajo. Más allá del primer partido que se empató, después sumó todos los puntos como para poder quedarse con el torneo y era lo que tenía que hacer. Fue muy meritorio lo que hizo todo el grupo.

- ¿Cómo te sentiste en la noche de la consagración del torneo?
- Muy contento. Si bien no hay que dejar de lado todo lo que hizo este plantel y el cuerpo técnico anterior. Boca llega a ganar este torneo por todos los puntos  que sumó el equipo en el año anterior y se terminó haciendo un gran trabajo en esta parte del año. Ya dentro de un proyecto nuevo, para nosotros fue muy bueno arrancar de esta manera. Terminar peleando el torneo con el clásico rival, de que sean ellos los que perdieron los puntos y Boca se quede con el torneo, son todas cosas que suman y que van dando confianza. A partir de ahí es un camino largo, hay que seguir. Una lástima esto que estamos viviendo porque se frena, pero lo principal es el ambiente de trabajo que hizo que se gane este torneo, que se pueda arrancar de la mejor manera, que se recupere un nivel muy bueno en el juego y en lo anímico. Fueron cosas muy positivas

- Los hinchas hacía mucho que no sentíamos un festejo así ¿Vos también sentiste un clima especial esa noche en La Bombonera?
- Sí. Fue especial por ser River el que peleaba y por cómo se dio en la última fecha. También fue especial por el cambio que se dio a nivel dirigencial, la presencia de Román y un montón de cuestiones que hicieron que se viva de manera muy especial.

- ¿Se puede comparar con algún título de los que vos ganaste?
- No me gusta comparar entre títulos. Son diferentes. Uno pone su granito de arena desde donde puede y lo principal es que todos nos sentimos parte de este algo. Más allá de que el final se vea en el equipo profesional de primera, todos nos sentimos parte y ayudamos para que este proyecto se lleve a cabo de la mejor manera.

- ¿Y cómo fue el reencuentro desde otro lugar con tus ex compañeros como Román, Cascini, El Patrón, El Chelo, Ibarra…?
- Muy bien. Es un grupo en el que cada uno tiene una función diferente. Riquelme es la cabeza y la guía y después cada uno acompaña desde el lugar que le toca. El ambiente de trabajo es muy bueno. Tampoco es que esto se generó de un día para el otro. No es que un día me llamaron “Che, Seba ¿Querés venir?” No. Es un plan de trabajo que ya se venía armando hace un tiempo. Es algo muy bueno y la gente también confió en esto.

- ¿Te hacen marca personal ellos a vos ahora? ¿Te están encima?
- Sí, tengo todos los ojos en la espalda (risas). Lo dije hace poco en otra nota que Román es exigente como cualquier jefe. Le exige a quien tiene que exigir. Arranca por él y de ahí para abajo.

- ¿Y Román como es como jefe?
- Es exigente como cualquier jefe. Le exige a quien le tiene que exigir. Arranca por él y de ahí para abajo.

- ¿El proyecto que idearon incluye que todas las categorías jueguen de una determinada forma?
- Sabemos que lo nuestro arrancó hace poco y que en otros años se ha pensado en copiar otra manera. Nuestra idea es encontrar una identidad y jugar de una determinada manera en todas las categorías pero también nos tenemos que acoplar a los jugadores que tenemos adentro de cada plantel que tienen características distintas. A partir de ahora, tenemos un camino por delante y se puede empezar a buscar la característica de jugador para la manera que pensamos de jugar pero, hoy por hoy, hay que acoplarse a lo que tenemos.

- Volviendo un ratito al Battaglia jugador, cuando le contamos a nuestros amigos y colegas que te íbamos a hacer una nota se armó un debate sobre “cuál fue tu mejor momento en Boca” ¿Vos que decís?
- Uf, difícil. Viví muchos años en Boca y muchos muy buenos. En 2003 me sentía muy bien. Ahí me llegó la chance de irme a España. Después la vuelta con el Coco (Basile) también me sentí muy bien y también con Ischia. Ese fue el único torneo que jugué de 5 porque siempre rotaba en diferentes posiciones. Elegiría esos tres: 2003, 2005 y 2008.

- En 2003 todos recordamos esa pared inolvidable con Tevez contra Santos...
- Lo que pasa es que yo llegaba al área y se me bajaba la persiana. (Risas). Por eso le di el pase a Carlos… Si era delantero por ahí pateaba directo al arco.

- Con la cuarentena se da que se pasen muchos partidos de archivo y se arman debates sobre todo en las redes y uno que se suele repetir bastante es que Boca en las intercontinentales contra el Madrid y el Milán “no le ganó a nadie”…
- ¿A nadie? Hubieran ido a jugar ellos… (Risas). El Milan tenía a Pirlo, Shevchenko, Kaká, Seedorf, Cafú, Dida… El Real Madrid también era un gran equipo con grandes figuras. Eran dos grandes equipos de Europa y nosotros les pudimos ganar... Algo que después muchos equipos argentinos han ido y no han podido. Se ha hecho muy difícil esa copa para los sudamericanos poder ganarla. Es muy difícil para todos los que van y se hace cada vez más lejana la chance.

- ¿Es cierto el mito que en Tokio, antes de jugar con el Real, Marchant te predijo que le ganaban 2-1?
- Sí. Yo concentraba con él y compartíamos asiento en el micro. Un día estábamos yendo a entrenar y teníamos todos los días que completar una planilla que nos daba el cuerpo técnico para completar con diferentes preguntas, como dormíamos y otras. Julio tenía la lapicera y en la funda del apoya-cabezas de adelante puso “Boca 2 – Real Madrid 1”.

- ¿Alguien se llevó esa funda histórica? Lo que valdría en subastas online...
- No, quedó ahí. La debe tener algún japonés. No nos dimos cuenta de llevárnosla nosotros. (Risas).

- Algunos se animan a decir todavía que el Boca de Bianchi no jugaba bien…...
- Habría que definir que es “jugar bien”. El equipo de Bianchi era muy efectivo, sabía lo que quería y logró todo lo que se propuso. Sabía cómo jugar los partidos. Después, siempre hay momentos con mejor juego, momentos para sufrir y momentos para pelear. El equipo lo mejor que tenía es que siempre jugaba de la misma manera y que estaba convencido de lo que tenía que hacer. Y así ganamos todo. En 2000 y 2001, por ejemplo, ganamos la Copa Libertadores consecutivamente y hasta hoy nadie más lo pudo lograr. Esas son cosas que te marcan de un equipo, un plantel, un cuerpo técnico. Obviamente que después hay equipos que pueden jugar bien y pierden. Puede pasar. Pero hay que definir qué es jugar bien porque es muy relativo: si es la efectividad, si ganás por mentalidad; hay mil situaciones. Por ejemplo, Liverpool y Atlético de Madrid en la Champions: pasó el “Aleti” y los ingleses le patearon 50 veces al arco. Hay muchas situaciones por analizar sobre qué es jugar bien.

- Ahora que la tele suele recordar archivos ¿Volvés a ver esos partidos? ¿Qué sentís?
- Sí. Si veo que los dan me quedo. Ahora en cuarentena busco mucho también. A veces me sorprendo y me digo “¿Ese era yo que corría tanto?” (Risas). Recién me preguntaban si estuve en La Bombonera la noche de la consagración y sí, entré al pasto y todo ¡Y la veía enorme! De un lateral al otro había una estancia. (Risas). Es lindo verse en esos partidos… Te da nostalgia pero son hermosos momentos para recordar.

- ¿Te quedó alguna cuenta pendiente con la camiseta de Boca?
- Viví muchas cosas lindas en el club y pude lograr muchas cosas. Quizás retirarme cuando yo quería y no por una lesión que es lo que todos los jugadores quieren. Después, poniéndome exigente, por ahí jugar un mundial que es lo máximo con la camiseta de la Selección. Pero pude jugar eliminatorias con Argentina. Sería ponerme muy exigente.

- ¿Quién fue tu mejor socio adentro de la cancha?
- Tuve muchos… Arrancando por Chicho (Serna), después vino Raúl (Cascini), Fernando (Gago), Vargas… Tuve muchos compañeros que estuvieron al lado mío haciéndosela difícil al contrario con el trabajo sucio. Con todos me he conocido y ensamblado muy bien. Estuve muchos años en el club y me tocó compartir con grandes compañeros la mitad de la cancha.

- Ya llevás un tiempo en esto de ser entrenador ¿Qué es lo mejor que tiene? ¿Y lo peor?
- Lo bueno es que seguís respirando el olor a pasto, el vestuario… Es lo más parecido a seguir siendo jugador de fútbol. Con el día a día, los entrenamientos, el grupo… ¿La parte mala? Es que estás de la línea para afuera. Ahora uno tiene que tratar que los que están adentro tomen las mejores decisiones para sacar los partidos adelante y convencerlos de que pueden hacer las cosas bien.

- ¿Te gusta el VAR?
- Creo que en determinadas situaciones puede servir. A veces parece algo injusto en muchas jugadas que hemos visto. Si es para mejor o más justicia, bienvenido. Pero me parece que falta pulirlo. Para jugadas puntuales como si la pelota entró o no o en penales, puede servir.

- ¿Y como entrenador te cambia algo saber que vas a jugar un partido con VAR?
- No. No pienso en eso. Yo creo que hay que jugar y buscar superar al rival. En todo caso generar la mayor cantidad de jugadas en el área rival para que, en todo caso, generes más revisiones. Obviamente, te tenés que cuidar en la propia.

- Tuviste muchos grandes entrenadores: Bianchi, Falcioni, Russo, Basile... ¿Con cuál te identificás más? ¿Qué cosas tomás de cada uno?
- Son todos grandes y de todos tomo algo. Lo mismo hacía como jugador. Me gusta mirar y aprender de todos. Mi idea es sacar un poquito de lo bueno que vivió con cada uno y copiarlo o emplearlo en el momento que sea necesario.

- ¿Hablas con Bianchi?
- Hace un tiempito que no. Pero en general hablamos. Carlos es uno de los que más me marcó por mis comienzos. A fin de año, si todo esto se soluciona, se vienen los 20 años del partido contra el Real Madrid y sería lindo hacer un reencuentro con todos.

- Te preguntamos de tus ex entrenadores pero ¿Qué referentes tenés de los DT de hoy?
- Miro todo y a todos. Desde lo que hace el Liverpool al Atlético Madrid. Nombro esos dos porque son dos escuelas diferentes. Pero lo que realmente importa es los jugadores que uno tenga y, sobretodo, la mentalidad. Es fundamental ser fuerte mentalmente.

- Entonces podemos decir que Seba Battaglia DT pone a los jugadores por encima de la táctica y no al revés…
- Lo más importante son los jugadores. La manera en que estén ubicados en la cancha puede variar depende el partido. Lo principal es que los jugadores estén convencidos de lo que van a hacer. Y bien predispuestos para adaptarse. Por ejemplo, si yo en mi carrera me hubiera cerrado a sólo jugar de 5 y no hubiera sido abierto a ser 8, no hubiera tenido la carrera que tuve. Hay que estar preparado para cualquier situación y posición que te pueda tocar en la cancha porque ahí puede estar la oportunidad.

POR EL BARRIO DE LA BOCA



En el día de ayer realizamos la entrega de la mercadería que logramos comprar junto a las agrupaciones y movimientos La Bombonera, Locos por Boca, Quinquela Martín y Boca es Pueblo, gracias al aporte de casi 60 bosteros y bosteras que se solidarizaron con los comedores de Camioneritos, La Hora de los Pueblos, Expreso Imaginario y los merenderos de Agrupación Vecinos de La Boca y Madres en Lucha, que integran la Red de Cooperación de La Boca mediante la que se está gestionando la asistencia a los comedores del barrio de La Boca, que se encuentran desbordados ante el fuerte aumento de los vecinos y vecinas que están acudiendo a ellos.

En total, logramos juntar $61.520, con lo que compramos 820 kilos de fruta y verdura y verdura (naranja y mandarina, papa, batata, cebolla, ajo, zanahoria, zapallo y berenjena) en el Mercado Central, 18 maples de huevo, 80 kilos de pollo, 92 kilos de carne para puchero, 44 kilos de lentejas secas, 45 kilos de arroz, 30 kilos de harina, 30 kilos de azúcar, 80 litros de leche y 45 kilos de yerba mate.


Además de agradecer a quienes realizaron su desinteresado aporte en esta difícil situación económica y social por la que estamos atravesando como pueblo, queremos mencionar especialmente a Pablo Cainzos (11 5730 2949) por facilitarnos el traslado con su flete para la búsqueda de la mercadería, a “LyM – delivery de productos de granja y congelados”
https://www.facebook.com/miriamnoemiolima/ por dejarnos el pollo al costo, a Mercadito Amado https://www.facebook.com/mercaditoamado/ por dejarnos la carne a precio de costo (y aún por debajo) y a Casa Tasso https://www.facebook.com/casatasso.cicops/ por prestarnos su cuenta bancaria para recibir los aportes, ante la imposibilidad de recibir donaciones de mercadería en cuarentena.


Ante la crisis sin precedentes por la que estamos atravesando, sabemos que la mercadería que logramos entregar no representa ninguna solución sino tan sólo una humilde contribución. Sin embargo, consideramos, como siempre, que las salidas son colectivas o no son, que nadie se salva solo.

LAS BUENAS YA VAN A VENIR

CAMPUZANO Y EL CAMPEONATO GANADO A RIVER: "SE VA A RECORDAR POR SIEMPRE"


El volante central y pieza clave del Boca campeón, charló con nosotros sobre lo que significó arrebatarle el torneo al clásico rival, su nivel personal, cómo lleva la cuarentena, el rol de los referentes, Russo, Tevez, Riquelme, el reto del Patrón Bermúdez, su futuro en el xeneize y mucho más.

Son tiempos de cuarentena y aislamiento social. Niños, niñas, jóvenes y adultos realizan sus tareas desde sus hogares para evitar que el coronavirus se siga propagando en nuestro país (y en el mundo). La tecnología ha contribuido para trabajar y estudiar mediante computadoras o celulares. Los jugadores de Boca no son la excepción y, en cuarentena como nosotros, usan diferentes apps y programas para no perder el nivel con el que lograron seis triunfos al hilo y les permitió arrebatarle el título a River en la última fecha de la Superliga. “Lo importante es seguir trabajando y no perder el ritmo”, afirma Jorman Campuzano, uno de los emblemas y figura del Boca campeón. El colombiano de Tamalameque, nos dejó entrar de manera virtual a su casa y pudimos charlar del gran torneo que tuvo y el nivel que mostró desde la llegada de Miguel Angel Russo. No sólo se refirió a su vida futbolística y lo que extraña al “balón” y a sus “panas”, sino que también nos contó sobre su infancia, comparó su historia de vida con la de otros ídolos del club, la importancia de tener cerca a hombres como Román y el Patrón, la locura del histórico campeonato conseguido y el deseo de quedarse en el Xeneize por muchos años más.

Jorman demuestra en la cancha que puede ser el dueño del mediocampo de Boca y, afuera, ser una gran persona. Humilde, simpático, agradecido y con una timidez propia de aquellos que no se creen más que nadie porque todo se lo han ganado con sacrificio. Desde el arranque de la nota, ya nos aclaró cuales son sus prioridades en este contexto de pandemia mundial: “Aquí estamos para compartir esta situación que estamos viviendo. Es un poco complicado, pero es para que nos demos cuenta de que hay cosas más importantes que el fútbol como la vida y la salud. Hay que cuidar la vida”.

- ¿Cómo estás pasando estos días de cuarentena en tu casa y cómo pasa los días un deportista profesional estando encerrado?
- Para nosotros es un poco complicado no tener contacto con la pelota y con el campo, pero yo creo si eres un jugador profesional estás 100% dedicado al fútbol. Trabajas en tu casa, así sea con un plato o una cuchara, buscar algún ejercicio que te ayude a mantenerte físicamente. Con la familia comparto mucho más, inventamos juegos o buscamos por internet qué juegos podemos compartir con ellos.

- Más allá que estás acompañado de tu mujer, imaginamos que se debe hacer difícil tener al resto de tu familia lejos en Colombia…
- Si, se hace complicado tener a la familia en Colombia. Está la mayoría de mi familia allí: mi padre, mis dos hermanos y mi mamá están juntos en mi pueblo (Tamalameque). Estamos en contacto sobre todo lo que está pasando a nivel mundial.

- A nosotros que nos gusta el fútbol, extrañamos ver fútbol, pero vos que sos futbolista y te entrenas todos los días ¿Cómo llevas este parate obligatorio?
- Es complicado, porque nos gusta el fútbol y nos gusta estar en contacto con la pelota. Ahora podemos hacer los ejercicios que nos manda el profe (Lanatta) por acá (aplicación de videollamada Zoom). La verdad que con estos medios tenemos la posibilidad de comunicarnos, de vernos y trabajar todos juntos que es lo importante. Siempre estamos en contacto con el cuerpo técnico y los compañeros.

- ¿Cómo son estos entrenamientos virtuales que están realizando a través de la aplicación Zoom?
- La verdad que sé muy poco de tecnología, el profe (Lanatta) nos manda el link y él nos va diciendo, a través de la pantalla, los trabajos que tenemos que hacer. Sabemos que no es igual, porque no es como tener tu espacio y tu campo de juego donde podes hacer todos los ejercicios y eso es un poco complicado. Lo importante es seguir trabajando y no perder el ritmo. Lo de la aplicación no sé explicártelo, pero nos comunicamos todos. Yo simplemente paso la pantalla y los veo a todos. Veo como 18 pantallas todas juntas (risas).



- ¿Entonces el grupo de WhatsApp de los jugadores sigue activo?
- Si, seguimos activos por los trabajos. También preguntamos por la familia, por una broma que hacemos, cualquier imagen que vemos por ahí de fútbol o por cualquier cosa que nos saque una sonrisa a nosotros. Es muy lindo ser una familia entre todos.

- Te vimos hace poco tirando magia en el living de tu casa con una pelota ¿Se desafían también entre ustedes en los challenges?
- Sí, sí. Igual, muy poco me gusta buscar “guerra” en esos pequeños challenges. Porque la verdad que van a salir bailando y ya saben como baila Seba (Villa) o Frank (Fabra) y la verdad que no quiero pasar pena bailando en ninguna red social (risas) Trato de no competir, de hacer lo que me gusta con el balón. Lo del baile se lo dejo a ellos que tienen el swing (risas).

- ¿Quién es el más bromista de los tres colombianos? ¿Vos, Fabra o Villa?
- Depende de la circunstancia. El más recochero, en el sentido de hacerte bromas, es Frank. Yo soy más de mechar chistes. Y Villa es más de enojarse de nuestras bromas (risas). Cada quien tiene un poquito para hacer reír.

- Nos faltó un nombre entre los colombianos: Bermúdez ¿Cómo es tu relación con el Patrón?
- El Patrón es un modelo a seguir para nosotros los colombianos. Ha logrado muchas cosas con la institución y siempre está ahí dándonos consejos. La primera llamada que recibí de él fue un regaño. Cuando perdí el avión -llegó tarde al inicio de la pretemporada porque perdió el avión en Colombia-, él fue el primero en llamarme y me hice responsable de eso. Cuando lo vi, me retó para corregirme. Pero fue de la mejor manera. Para mí fue como un regaño de papá, lo supe tomar y desde allí las cosas vienen haciéndose de la mejor manera con los consejos que me está dando.

- ¿Y cómo es la relación con los otros referentes que integran el consejo de fútbol del club cómo Riquelme, Cascini o Delgado?
- Están muy pendientes a todo lo que hacemos en el plantel. Román (Riquelme), el Chelo (Delgado) y hasta el profe de la reserva (Battaglia), que es el que más títulos tiene de la institución, están pendiente de todos nosotros y nos dan consejos. La verdad que soy muy poco de acercarme a ellos por el respeto que les tengo y por todo lo que han ganado, pero sí veo las cosas buenas que ellos hacen. Estoy pendiente a lo bueno que ellos hacen y aprendo mucho de eso.

- Tenes 23 años y cuando Boca bailó al Real Madrid en el 2000 tenías casi 5 años, eras muy chiquito, pero eran también tus primeros pasos en el fútbol ¿Eras de mirar a Boca ya en ese momento?
- Sí, claro. Si alguno de la década mía te dice que no, está mintiendo. Boca siempre estuvo entre los mejores equipos del mundo. Lo han comparado con Barcelona, Real Madrid, Manchester United o el Milan. La verdad que Boca está siempre una escala por encima de cualquier equipo. Era mucho de ver a Román y las salidas que hace la hinchada, era algo que los colombianos admirábamos mucho. La verdad que nunca pensé que lo iba a vivir. Ahora que lo estoy viviendo es algo impresionante lo que vives adentro de La Bombonera. Todos esos sueños se están haciendo realidad para mí y para muchos colombianos.

- Y es un sueño porque no fue nada fácil en tus inicios…
- Sí. Si saben algo de mi historia, saben que fue muy difícil. Al día de hoy lo vivo como algo muy lindo porque si bien esto es un sueño que tenía desde niño, todos los tropiezos que me dio la vida me están dando ahora la sabiduría de vivir las cosas buenas.

- Esa historia de vida que contás, tan sacrificada y que te ha tocado pelearla en carne propia, está muy identificada con la de otros ídolos del club como el mismo Carlos Tévez, compañero tuyo en la actualidad, Maradona o Riquelme. Ese sacrificio y lucha está en el ADN de esos ídolos xeneizes ¿Te sentís identificado con ellos?
- Sí, con ellos y con muchos jugadores en el mundo que han pasado por una situación difícil, incluso más difícil de la que yo he vivido. La de Carlitos (Tévez), por ejemplo, todo lo que sufrió y que la muestra en su serie. Desde el primer momento que salió me la vi y estoy esperando que saque la segunda temporada. Todo lo que él vivió, ahí me di cuenta que sí sufrí en la vida, pero no lo suficiente como otros grandes jugadores y no solamente jugadores, sino también cantantes y otros que logran superarse en la vida.

- Te llevo a la noche del campeonato ¿Cómo viviste esa noche? ¿Cómo viviste ese clima? Esa noche fue histórica y se va a recordar durante muchos años y tu figura se va a crecentar cada día más ¿Pudiste tomar noción de lo que lograron?
- Sí, claro. Eso es algo que nadie va a borrar de su mente. Lo que vivimos esa noche… Todavía al día siguiente me tocaba y no lo podía creer ¡Salir campeón con Boca! No es fácil salir campeón de una de las mejores ligas del mundo como la argentina. Es algo que van a pasar los años y siempre va a ser recordado por el hincha de Boca

- Imagino que debe tener un gusto especial robarle el título a River…
- Sí. Sabemos que tiene un plus especial por ser el clásico, el rival. Ellos venían haciendo las cosas bien, nosotros también y el que tuviera un bajoncito iba a perder el campeonato. Lo tuvieron ellos en las últimas dos fechas y nosotros hicimos las cosas bien. Cuando escuchamos el pitazo final, todos nos quedamos mirando a los lados sin saber que había pasado y cuando arrancó a correr el primero… Bueno, una locura ¡Hicimos historia! Una historia que nunca se va a olvidar en los hinchas ni en nosotros los jugadores. Está claro que tuvo un plus el ganar este título.

- ¿Cambió algo del Jorman Campuzano de sus inicios a este titular del Boca campeón?
- Sí, ha cambiado mucho. Cada año aprendo más. Los años te enseñan cosas nuevas en el fútbol. Primero le pedí a Dios el sueño de ser profesional y ahora miro donde estoy y me digo “El Señor además de cumplirme ese sueño me tiene para cosas grandes”. Yo estoy cumpliendo el sueño de muchos niños en Colombia o Argentina, muchos me tienen como ejemplo por lo que me tocó vivir para llegar. He aprendido mucho de todos los entrenadores y equipos en los que estuve y he mejorado mucho en este tiempo.

- ¿Sabías que muchos hinchas xeneizes en las redes hablaban del “Boca de Campuzano”?
- Cuando salimos campeones no me lo creía y después no tuvimos ni tiempo de celebrar porque tuvimos que concentrar para el partido siguiente (Godoy Cruz por la Copa Superliga). Yo soy de ver muy poco las redes sociales pero algunos amigos y familiares me lo han dicho. Pienso que un sólo jugador no gana un partido ni un campeonato. Esto va desde el utilero hasta el cuerpo técnico. Esto es de todos. Si lo han dicho, deberían poner “el Boca de Campuzano y de todos sus compañeros” porque uno solo no puede lograr los objetivos.

- ¿Y qué papel tuvo Russo en todo esto? En el campeonato y en tu nivel personal…
- Yo lo conocía al profe (Russo). Lo sufrí. Perdí en Colombia una final con él. Desde el primer día nos dijo que todo iba en la confianza y que fuéramos una familia, que nos apoyáramos los unos a los otros y eso es lo que se está viendo en la cancha.

- Imagino que la confianza de Russo debió ser muy importante y en una posición que antes ocuparon otros compatriotas como Chicho Serna o Wilmar Barrios…
- La confianza de Russo fue muy importante desde el primer día. Me entrené duro porque sabía que había cometido un error al llegar tarde el primer día. Compañeros referentes que me conocían y sabían de mis ganas y mi talento, me aconsejaron que la única solución era matarme en la cancha y entrenarme y entregarme al 101%. El apoyo de mis compañeros fue clave. Russo también me dijo “ahora ganate tu lugar con trabajo, sacrificio y con respeto a tus compañeros”. Desde ese día empecé a trabajar pensando en eso y cuando me dio la oportunidad la quise aprovechar desde el primer momento.
Antes de llegar a Boca sabía que acá trataban muy bien y querían mucho a los colombianos. Eso es por los jugadores que han pasado por el club como Wilmar o Córdoba, Bermúdez, Serna que hicieron que el país se ganara un respeto con todo lo que consiguieron. Ahora me toca a mí y quiero dejar mi nombre en alto en esta institución y lograr muchas cosas con Boca.

- Si bien al principio te costó la adaptación al fútbol argentino ¿Sentís que ahora te volviste una pieza clave de este Boca?
- Sabía que la adaptación iba a costar porque el fútbol argentino es muy diferente al colombiano. Pero no pensé que me iba a llevar tanto tiempo. Un año casi. Venía aprendiendo con Alfaro a jugar de doble 5 pero no estaba acostumbrado. En mis 4 años de carrera nunca había jugado con ese sistema, siempre fui 5 solo. Quería aprenderlo igual para crecer porque no todos los DT juegan de la misma manera. Después llegó Russo y me dio la confianza. Todos fuimos importantes. Sé que resalto más siendo titular pero todo el equipo fue importante para obtener el campeonato y para mi nivel.

- ¿Esta es tu mejor versión o todavía nos podemos ilusionar con más?
- No, tengo mucho más para dar. Tengo 23 años y soy de los más jóvenes del plantel. Tengo grandes compañeros, referentes y un gran cuerpo técnico del cual seguir aprendiendo.

- ¿Y cuál es tu modelo de 5 a seguir?
- Siempre me gustaron mucho Arturo Vidal y (Marco) Verrati. Tienen gran técnica, recuperación y entrega. Que son cosas que en mi posición hay que tener sí o sí. Un 5 tiene que tener marca, quite y también saber pasar la pelota y obviamente la entrega que eso es fundamental. La entrega no puede faltar.

- Vos además de la entrega le diste mucho fútbol a Boca…
- Yo creo que un 5 tiene que saber dar un pase, saber en qué posición mostrarse, darle opciones a tus compañeros… Creo que tanto Verrati como Vidal cumplen con eso.

- Siempre que hablamos con algún jugador le preguntamos ¿Qué significa La Bombonera?
- No hay palabras para decirte que es La Bombonera y la hinchada de Boca. Cada partido te sorprenden más. No se entiende de dónde sacan tanta energía para alentar y ese amor que sienten por la camiseta. Si lo tuviera que definir con una sola palabra sería “único”. Boca es un club único, el hincha de Boca es único y La Bombonera es única.

- ¿Y es cierto que en Tamalameque, tu pueblo, había una Bombonera también?
- Sí, era la cancha donde jugábamos de pequeños. Es como un cuadrado rodeado de casas. Rompíamos muchos bombillos de luz porque muchas de las casas no tenían ni vidrios. Venían a jugar de otros barrios y se armaban lindos partidos con mucho apoyo de la gente.

- Ya saliste campeón, fuiste titular, fuiste ovacionado ¿Te quedan sueños por cumplir con Boca?
- Muchos. Tengo la cabeza puesta en Boca. Quiero ganar la Libertadores y seguir sumando títulos. Quiero quedarme mucho tiempo en Boca.

- ¿Cuánto tardaron los hinchas después de ganar esta histórica Superliga en pedirte la Libertadores?
- Desde antes de ganarla (risas). Me lo decían y repetían en todos lados. Sabemos lo que significa la copa para Boca y la historia que tiene en el club.

- Muchos se ilusionan con que con este campeonato arrancó un “nuevo Boca” y que se terminó la mala racha de estos últimos años con River ¿Ustedes lo sienten así desde adentro?
- Nosotros sentimos que somos un equipo, una familia. Y cuando todos caminamos y tiramos para el mismo lado es muy difícil que derroten a una familia.

- ¿El club cambió con la llegada de una nueva dirigencia y los referentes históricos que se hicieron cargo del fútbol?
- Yo me encargo de jugar al fútbol. Los dirigentes se encargan de que no nos falte nada. Y nunca nos ha faltado antes.  No te puedo decir qué dirigencia fue mejor pero sí esta tiene un plus con los ex jugadores que son referentes para nosotros. Román (Riquelme), Bermúdez, el Chelo (Delgado) y también Serna que sé que no está en el club pero siempre me aconseja y sé que habla con ellos.

- En este “nuevo Boca” también vimos a un nuevo Tevez, revitalizado ¿Cómo lo vieron ustedes desde adentro?
- Lo de Carlitos no me sorprende. Ganó todo. Lleva 28 o 29 títulos... Él hace todo con sacrificio y por el amor que siente por Boca. Eso es lo que trata de inculcarnos a nosotros.  Nos hace ver lo lindo que es estar en Boca y lo difícil que es llegar a un club así. Desde adentro disfrutamos el nivel que tiene y ojalá siga así por muchos años.

- ¿Qué mensaje les darías a los chicos que por ahí la están pasando mal y que viven en situaciones complicadas?
- Al que tenga un sueño le digo que no lo abandone, que siempre hay que luchar por sus sueños. Siempre va a haber obstáculos pero hay que seguir luchando.

- ¿Y un mensaje para el hincha?
- Al hincha de Boca le digo que así como ellos extrañan ver a Boca e ir a La Bombonera, nosotros también lo extrañamos. Ahora es momento de quedarse en casa para cuidar la vida. La vida es lo más importante que tenemos. Lo único que no te dan dos veces. A nosotros nos hace falta la hinchada de Boca tanto como ellos nos extrañan a nosotros.

- ¿Hay Campuzano para rato en Boca?
- Sí, claro. Tengo varios años más de contrato y los quiero cumplir. Tengo muchos sueños todavía por lograr en Boca. Hay Campuzano para rato.

 

Top