Compartir

viernes, 29 de junio de 2018

SOY LEYENDA
Existe un libro de Richard Matheson que se llama “Soy Leyenda”. Es la historia del único ser humano que sobrevive en un mundo infestado por vampiros. Narra la desesperación del protagonista por mantener su humanidad y todo lo que le recuerde a eso que ya no existe, acosado en todo momento y desde todos lados por esos seres que solo quieren sangre pero que, por sobre todas las cosas, lo detestan, quieren destruirlo porque es distinto, porque les recuerda lo que alguna vez fueron y ya no son. Román era ese hombre. El último de su especie. Ya no hay un tipo en nuestro fútbol que juegue como él. El único, el distinto, el rebelde, el sobreviviente.

Era hasta los 40, Román, se le suele decir. Era para siempre, Román, sostengo yo. Porque nos quedamos huérfanos de fútbol, vacíos de magia, hambrientos de sabiduría. Román era eso: un mago sabio. Miren que he visto jugadores en mis más de cuarenta años de ver fútbol. Y de los buenos. Lo ví a D10S sin ir más lejos. A Bochini, a Zico, a Platini, a Gullit. A Zidane, a Ronaldinho, a Iniesta. Cracks, recontra cracks. Monstruos. Román fue el último de ellos, el último de esa especie. Y sacando a Diego de la ecuación, en su carácter extraterrestre, de todos los mencionados para mí Román fue el mejor. 

Pocas veces se me hizo tan patente la claridad conceptual de un jugador como viendo a Román en cancha. Especialmente eso, en cancha. Ahí la percepción era que mientras todos corrían a nivel del suelo, Román flotaba por encima, veía todo el rectángulo, con cada espacio, cada pique de un lateral al vacío, aunque lo tuviese a su espalda y a 70 metros; cada diagonal de un compañero, entre las mil piernas que llenaban el área. Román lo veía todo, como una pitonisa futbolera, capaz de predecir todo movimiento, todo espacio, todo hueco imposible de detectar para los mortales.

El tipo era un elegido, qué duda cabe. ¿Cuántos debutan en el Templo y son ovacionados en su primer partido? Los contás con los dedos de media mano. Román fue uno de ellos y no precisamente por tirarse a los pies o trabar con la cabeza, sino por el desparpajo para jugar a la pelota como si estuviese en el patio de su casa. Porque de la mano de su fútbol hizo suya a La Bombonera, al punto que es el tercer jugador que más veces vistió la azul y oro en el Templo. ¿Fútbol dijimos? El apodo de Señor Fútbol dice alguito de lo que fue Román. Uno que a puro fútbol del mejor nos regaló una galería de momentos sublimes: clásicos, goles, tacos, caños, pases imposibles, tiros libre, vueltas olímpicas, copas…

Algunos imberbes le decían pecho frío. Román ganó 11 títulos con la azul y oro, tres Libertadores, una Intercontinental –sí, sí, los mismos que tiene riBer en toda su historia, los ganó Román en sus 13 años en Boca-, una Recopa, una Copa Argentina, y 5 títulos locales. Y en todos fue figura. En todos. Y siempre, pero siempre jugando como él sabía. Jamás se traicionó a sí mismo en exactamente la misma medida en que jamás dejó de pedir la pelota. A mayor dificultad, cuanto más adversa la situación, más ibas a ver al Diez pelota al pie. Esos son huevos. Grandes como La Bombonera. ¿Pecho frío? Voy a tener que dejar de escribir un rato, porque no puedo parar de reírme.

 ¡Cuántas fotos Román!  Los caños de espalda contra Central y riBer; tu primera vuelta en el ’98; tu segunda vuelta, la que no quisiste dar por perder con Independiente, de tan ganador que eras, y te tuvo que convencer el Virrey; el penal contra riBer para pasar a semis en 2000; el pase a Palermo en la Intercontinental, o el otro con San Lorenzo apenas vueltos de Japón; el baile a Makele y compañía; tu sinfonía ante el Palmeiras allá, donde a otros les tiemblan las piernas; tu rezo en los penales; tu sonrisa gigante con la Libertadores 2001 en las manos; tus lágrimas con Bayern; tu gol a Libertad, tu tiro libre al Cúcuta, tu consagración como deidad bostera contra el Gremio; tu centro perfecto a Viatri para dejar puntero a Boca y último a riBer; tu poema de tiro libre en el último minuto contra Arsenal; tu dignidad para llevar a Falcioni de cuasi despedido a campeón invicto con Boca; tu gol a Corinthians; tus códigos para bancar al Virrey cuando esos que te querían echar a vos, lo querían echar también a él; tu última función contra Lanús. Hay tantas más…

Y nosotros, aquellos que fuimos testigos privilegiados de tu magia, siempre querremos una foto, una función más, siempre soñaremos con que juegues para siempre, con que vamos a entrar al patio de tu casa y la voz del estadio nos va a decir que con la número diez estás vos, Juan Román Riquelme, la leyenda, el Último Diez.
ALGUNOS NÚMEROS

Román nació en Don Torcuato el 24 de junio de 1978.

Hizo inferiores en Argentinos Juniors y llegó a Boca en 1996, por expreso pedido de Carlos Bilardo a Macri.

Debutó en Primera en la victoria por 2-0 a Unión, de local, un 10 de noviembre de 1996. 

En Boca jugó 427 partidos, metió 99 goles (388 y 92 si contamos solo oficiales) y ganó 11 títulos.

Contra riBer jugó 28 partidos –en todo concepto- y marcó 6 goles. De esos 28 encuentros se fue victorioso en 14, empató 8 y apenas perdió 6.

Por Alberto Moreno para "Boca es Nuestro" 

-------------------------------------------------------------
Como todos los jueves les dejamos el programa de anoche de “Boca es Nuestro” con una charla bien futbolera en la mesa, el polideportivo a cargo de Mariano Reverdito, el futbol femenino a cargo de Vanesa Raschella con una nota a la finalista del torneo de AFA que comienza a definirse este domingo en Casa Amarilla la señorita Katty Taker y la columna de historia del Beto Moreno hablando de Juan Román Riquelme…

Todo el polideportivo por Mariano Reverdito

KARATE 


Se llevó a cabo la 6° edición de la Copa Bomberos Voluntarios de La Boca 134° Aniversario en el Colegio San Juan Evangelista del barrio de La Boca. El equipo de karate que representa a la institución estuvo presente y finalizó en la segunda ubicación del medallero general por equipos.

Los karatecas Xeneizes cosecharon un total de 27 medallas: ocho doradas, diez plateadas y nueve de bronce.

Néstor Parreño y Marina Regules fueron los entrenadores que estuvieron presentes junto a la delegación.

VOLEY FEMENINO


Ayer por la noche, Boca Juniors venció 3-0 a Club Italiano con parciales de 25-16, 25-17 y 25-11. El encuentro, jugado ayer por la noche en el Quinquela, era el postergado de la 6ª fecha de la fase inicial de la Copa Metropolitana.

Ya en semifinales, el equipo que dirige Eduardo Allona volverá a presentarse mañana a las 21.30 nuevamente en el Quinquela. Tal como habíamos anticipado la semana pasada, River Plate será el rival. Quien resulte vencedor jugará la final ante el ganador del pleito que sostendrán los equipos platenses Banco Provincia y Gimnasia. Tanto las semifinales como la final, se jugarán a un solo partido.

VOLEY MASCULINO


Por la 12ª fecha (postergado) del torneo de la División de Honor que organiza la Federación Metropolitana, ayer por la noche Boca venció 3-1 como visitante a Náutico Hacoaj con parciales de 22-25, 25-22, 25-18 y 25-17. El último sábado, la escuadra Xeneize había vencido 3-1 a Club Italiano en el Quinquela con parciales de 20-25, 25-14, 27-25 y 25-12. Volviendo a lo que sucedió anoche, debemos agregar que, con ese triunfo, los dirigidos por Marcelo Gigante llegaron a los 38 puntos, y se aseguraron el segundo puesto en la fase de clasificación. El primer puesto fue para Ciudad, que sumó 41. El miércoles 4 de julio arrancarán los cruces de los playoffs.

FUTSAL


El domingo 24, por la 15ª jornada, Boca le ganó 3-2 como visitante a El Talar en la cancha de Comunicaciones. Los tantos Xeneizes los marcaron @arrieta_kevin (Kevin Arrieta), @MauroTaffa5 (Mauro Taffarel) y Andrés Geraghty.

Villa La Ñata es el puntero con 31 unidades. Boca, 17 de Agosto y Ferro tienen 29.
En la 16ª fecha, el equipo de Hernán Garcías visitará a San Lorenzo de Almagro.

DIVISONES JUVENILES


El último sábado se disputaron las semifinales de la Superliga Juvenil, donde participaron la sexta y la séptima de Boca. Ambas divisiones jugaron en la cancha de San Lorenzo.

La Sexta perdió 1-2 ante Vélez. El tanto Xeneize lo marcó Gabriel Aranda, de cabeza.

Por su parte, la Séptima derrotó 1-0 a Lanús con gol de Cristian Medina y jugará la final ante Independiente.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Boca es Nuestro" Todos los jueves de 18.30 a 20.00 hs por Radio Ired. El equipo está conformado por Vanesa Raschella, Eduardo Eliaschev y Claudio Giardino en la conducción. Los columnistas que cubren las principales actividades de nuestro Club son Martín Marzolini en básquet, Vanesa Raschella en futbol femenino, Martín Herrera en fútbol profesional, Jacqueline Vezzosi en divisiones inferiores fútbol masculino, Mariano Reverdito en el polideportivo, y el invalorable aporte de Alberto Moreno recordándonos de dónde venimos en cada hecho histórico de nuestro Club. Con la producción general de Leo Zallio, Gabriel Martin, Fernando Burruso, Martín Herrera, Daniel Lubel y Maximiliano Catanzano en diseño y gráfica.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------