Compartir

domingo, 25 de mayo de 2014

¡Feliz cumpleaños Bombonera querida!

Nuestra casa cumple 74 años

Allí está, erguida, sobresaliendo entre las humildes casitas del Barrio de La Boca a orillas del Riachuelo, como estandarte indiscutible de una pasión por muchos inentendible, allí, transformada hoy en “Templo del Fútbol Mundial”, es la “Gloriosa Bombonera”, la familiarmente llamada la “Cancha de Boca”...


Hacia 1937 la comisión directiva encabezada por el presidente Dr. Camilo Cichero decidió organizar un concurso para la construcción del estadio. El proyecto ganador, que privilegiaba el uso de estructuras de hormigón armado, obtuvo el primer premio del concurso, y con ello la adjudicación de la obra. El autor del diseño fue el arquitecto esloveno Viktor Sulcic, quien, junto con el geómetra Raúl Bes, y el ingeniero José Luis Delpini, formaban el estudio Delpini-Sulcic-Bes, los que también fueron responsables del famoso Mercado de Abasto de Buenos Aires.

Uno de los mayores méritos del proyecto de Delpini-Sulcic-Bes fue realizar un diseño acorde con el escaso espacio disponible, una de las características fundamentales de La Bombonera, aunque originalmente estaba contemplada una cuarta tribuna, que nunca pudo construirse.

Camilo Cichero saco una hipoteca sobre su casa para poder contar con los fondos suficientes para iniciar la obra. Pero dichos fondos no alcanzaban y el presidente de la Nación, Roberto Marcelino Ortiz, le otorgo un préstamo al C.A.B.J. con la condición que la presidencia de Boca pasara a manos de su yerno el que después fuera presidente de Boca Juniors el Dr. Eduardo Sánchez Terrero y durante su presidencia finalmente se inaugura la gloriosa Bombonera. Sin embargo y nobleza obliga, Terrero le cede el honor de dar el puntapié inicial a su gestor el Dr. Camilo Cichero.

El nuevo Estadio (sin la tercera bandeja ni la tribuna hoy denominada “Natalio Pescia”) fue inaugurado el Sábado 25 de mayo de 1940, con la disputa de un partido amistoso en el cual Boca Juniors se impuso por 2 a 0 a San Lorenzo de Almagro.

A diferencia de lo ocurrido con otras instituciones de nuestro medio, la cancha de Boca fue producto del sacrificio de una modesta Institución de Fútbol y no de la injerencia “desinteresada” del poder político de turno. Feliz cumpleaños Bombonera y no la dejemos caer, es nuestra casa y debemos cuidarla para que no caiga en manos de paracaidistas comerciantes amigos de lo ajeno.

Texto SoyBoca
www.soyboca.com.ar