Compartir

martes, 1 de marzo de 2016

LOS BUITRES NO VAN A DESEMBARCAR EN NUESTRO CLUB


Nada es casualidad. Ni tampoco son comentarios inocentes… Después de más de 10 años, algunos vuelven a reflotar la idea del desembarco de las sociedades anónimas en los Clubes. Lo hizo hace menos de un año el Sr. Angelici a la salida de una reunión con otros presidentes donde se analizaba el futuro de la AFA, y lo acaba de hacer el presidente de River, Sr. D´Onofrio. Cabe recordar que ambos pertenecen a un mismo proyecto político/económico a nivel nacional.

Un tema que tuvo vigencia hacia fines de la década infame de los ´90, durante la cual los grupos económicos se quedaron con la asignatura pendiente de clavar sus colmillos también en el fútbol argentino, después de haberlo hecho en las empresas públicas. Estuvieron muy cerca, pero los Hinchas no se lo permitieron. Pero no dieron por perdida la pelea.

En Agosto del 2001, el actual Presidente de la Nación, en ese momento Presidente de Nuestro Club, con el apoyo del presidente de San Lorenzo Fernando Miele y el gerenciador de Racing Fernando Marín (hoy a cargo de Fútbol para Todos) presentó su proyecto de Ley que llamó "para la reorganización del fútbol argentino", con la introducción de las sociedades anónimas deportivas, el que fue elevado los entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, y a ministra de Trabajo, Patricia Bullrich. Nada es casualidad…

Con el argumento falaz de la eficiencia y el cuidado de los fondos públicos que aporta el Gobierno Nacional, vuelven a la carga con el latiguillo de que los capitales privados son los únicos que están en condiciones de manejar un negocio multimillonario como es el fútbol en la actualidad. Ya que es la única parte de los Clubes que les interesa.

Nada impide que, quienes se lo propongan, formen nuevos Clubes bajo el manto de una sociedad anónima y cumplan con cada uno de los pasos necesarios hasta llegar a la categoría superior. Es una inversión económica de riesgo como cualquier otra. Lo que no puede permitirse es que detrás de una fachada democratizadora escondan la verdadera intención de quedarse con entidades centenarias, construidas durante generaciones sobre la base de la solidaridad y el amor a su gente. Se vuelcan a los Clubes sin sentimiento ni pertenencia, porque los consideran marcas ya instaladas y sólo buscan su explotación comercial. Y cuando hagan mal las cosas y no les de el beneficio deseado, dejarán Clubes quebrados a punto de su desaparición.

No vamos a permitir que esto suceda. Aunque no estemos de acuerdo con la decisión que tomen los Socios al elegir a sus autoridades, vamos a seguir defendiendo a muerte este derecho que tenemos a elegir. Cada uno de nosotros es dueño de su Club, y no vamos a dejarlo en manos de mercaderes que decidan a su conveniencia reunidos en una mesa de Directorio, que hacer con la Historia del Club, con su Identidad, con sus colores, con sus disciplinas amateurs, con sus estadios…

En su momento dimos la pelea y la ganamos. Y la vamos a dar todas las veces que sea necesario. Porque lo que está en juego en demasiado importante y para cuando comiencen los lamentos ya va a ser tarde.

BOCA FUE, ES Y SERÁ UNA ASOCIACION CIVIL SIN FINES DE LUCRO

BOCA ES DE SU GENTE, QUE ES LA QUE LO HIZO GRANDE DURANTE 111 AÑOS

BOCA ES HISTORIA, MISTICA E IDENTIDAD QUE NO VA A CAMBIARSE POR DINERO

BOCA ES LA BOMBONERA Y LA BOMBONERA ES BOCA


Claudio O. Giardino
BOCA ES NUESTRO