Compartir

domingo, 23 de agosto de 2015

UN NUEVO DESPOJO, Y VAN...

Cuando decimos que esta conducción es de las peores en la Historia de Boca, no lo hacemos desde una simple oposición política; mucho menos porque no queramos a Boca. Lo decimos, con mucho dolor, desde la realidad que nos abruma día a día, desde los pasos evidentes que se dan hacia el desmantelamiento de Boca como Club social, y el avance ininterrumpido hacia el club privado, elitista y para pocos que promueven las ideas que gobiernan Boca desde hace 20 años.

En estos días nos enteramos que dieron una acelerada en ese camino. Con una excusa injustificable desde los hechos, el vóley de Boca, uno de los tres mejores de la última temporada, dejará de participar en la Liga Argentina.
Según Marcelo London “Debido a que la liga de caballeros genera un déficit millonario anual, se ha decidido la no participación en esa competencia”.

De acuerdo con los datos que poseemos, los egresos netos anuales del vóley son de aproximadamente $ 8.000.000. Esto sin tener en cuenta los nuevos sponsors que se pudieran conseguir, ni el hecho de que no figura asignado a este deporte (como tampoco a ninguna de las demás disciplinas que se practican en el Club) un solo peso por el uso de la indumentaria deportiva Nike, a pesar de ser obligatorio que se use la misma. Este monto mencionado, representa solo el 0,12% del total de los egresos que tiene Nuestro Club. Cifra inferior a lo que se gasta en la Comisión Directiva, cifra muy inferior a los más de $ 35.000.000 que se gastan en seguridad, etc. 

Si Boca cierra su tercer disciplina en importancia histórica y deportiva porque no puede hacer frente al 0,12% de su presupuesto, hay problemas serios que nos quieren esconder. Aunque algunos dirigentes y sus comunicadores remunerados se la pasen repitiendo que el Club está bárbaro económicamente…

Marcelo London dice: “Hay que dejar en claro que la disciplina no desaparece ya que el equipo disputará el Torneo Metropolitano”. 
Obviamente un torneo de menor categoría que implicará que Luciano Zornetta y otros jugadores de la selección se vayan del Club. Sería como decir que no se va a cerrar el fútbol profesional, pero que solo se van a jugar partidos amistosos o de ligas locales.

Lo cierto es que Boca sigue restando disciplinas, sigue cerrando el Club a la gente y sigue convirtiéndose en la propiedad privada de los actuales dirigentes.

Una disciplina se elimina en un par de semanas, pero después cuesta años volver a darle el lugar que le corresponde

Desde Boca es Nuestro continuamos alertando a los Socios, verdaderos dueños de Boca, y a todos los Hinchas de Nuestro Club de esta situación. Por ahora es todo lo que podemos hacer. 
En diciembre la decisión será de Ustedes.

Ricardo Bálsamo
BOCA ES NUESTRO