Compartir

viernes, 14 de abril de 2017

BOCA ES NUESTRO EN RADIO - PROGRAMA DEL 13-04-2017
Les dejamos la décima entrega del año de Boca es Nuestro Radio, programa que se emite todos los jueves de 18.30 a 20 hs. por Radio IRed. Tambión podés escucharnos descargando nuestra aplicación haciendo click acá.

No te pierdas en este programa:

- Las novedades del fútbol profesional a Martín Herrera,

- Las novedades del fútbol femenino con la info de Vanesa Raschella.

- Todas las novedades del básquet a cargo de nuestro especialista, Martín Marzolini.

- Toda la info del polideportivo de la mano de Mariano Reverdito.

- La columna de historia, "A lo Boca II. Aunque ganes o pierdas", a cargo del Alberto "el Beto Mágico" Moreno.

- Debate institucional: "Violencia es mentir. Que vuelvan los visitantes".

Podés escuchar el programa completo, acá:



Las novedades del fútbol profesional con la info de Martín Herrera:

- Martín Herrera: "Siempre que Boca tiene una semana tranquila, Angelici hace una gira medíatica".
- Martín Herrera: "Boca ira con Rossi, Peruzzi, Vergini, Insaurralde y Fabra; P.Pérez, Barrios y Bentancur; Pavón, Benedetto y Centurión".
- Martín Herrera: "Si Boca quiere que vuelva Tevez tendrá que pagar una claúsula de 6 millones u$s. Angelici dice que es pagable".
- Claudio Giardino: "Angelici volvió a insistir con el tema del nuevo estadio. El desembarco de los árabes en junio no es casual".
- Martín Herrera: "Tevez puede volver cerca del momento del plebiscito por el nuevo estadio ".
- Martín Herrera: "Es posible que si se hace un estadio de nuevo, le pongan como nombre Mauricio Macri".

Las novedades del básquet de la mano de nuestro especialista, Martín Marzolini:

- Martìn Marzolini: "Boca no supo aprovechar la gran actuaciòn de Delfino".
- Martìn Marzolini: "Boca no pudo aprovechar la derrota de Hispano. Perdió nuevamente y quedó casi condenado al playoff".
- Claudio Giardino: "Caffaro no está teniendo los minutos que merece. Es un jugador para aprovechar".
- Martìn Marzolini: "Boca jugará el lunes con Peñarol a las 21hs. y  después enfrentará a Echague en la Bombonerita".
- Claudio Giardino: "El efecto Delfino ya pasó. No podemos darnos el lujo de no venderle entradas a no-socios. Necesitamos la presión de la gente".
- Martìn Marzolini: "Las decisiones que vienen tomando lo dirigentes hace años llevaron al básquet a esta situación".
- Claudio Giardino: "Sería buenos que los dirigentes de Boca se den una vuelta por la Bombonerita".

La info del polideportivo, de la mano de Mariano Reverdito:

- Mariano Reverdito: "El voley masculino perdió 3-0 ante Club de Amigas en su segundo partido de la Copa Chulo Olmo".
- Mariano Reverdito: "El voley femenino xeneize fue eliminado por Vélez en semifinales. El viernes venció 3-2 y el sábado cayó 1-3".
- Mariano Reverdito: "Este año habrá una escuela de karate para niños de hasta 15 con capacidades diferentes.".
- Mariano Reverdito: "La campeona mundial e hincha de Boca Carolina Duer, da clases de boxeo recreativo en el Quinquela los lunes y miércoles".

La info del fútbol femenino, de la mano de Vanesa Raschella:

- Vanesa Raschella: "Las Gladiadoras le ganaron 15 a Independiente".
- Vanesa Raschella: "Hubo tanta diferencia que el partido se hizo hasta aburrido. Ruth Sarmiento hizo 4 goles".
- Vanesa Raschella: "Es mucha la diferencia que marca Boca en el fútbol femenino. Boca está segundo atrás de River".
- Vanesa Raschella: "Boca enfrentará al Porvenir y después a River".
- Vanesa Raschella: "No me gusta ver como hay gente de afuera de Boca que quiere beneficios del club".
- Vanesa Raschella: "Hay gente que se acerca al club con la sola intención de sacar un beneficio personal".
- Claudio Giardino: "Los recursos de Boca tienen que quedar en club. Hay gente que viene a llenarse los bolsillos. Son oportunistas".

Debate institucional: Violencia es mentir. Que vuelvan los visitantes.

- Claudio Giardino: "Las leyes deberían aplicarse no solo contra los barras, sino también con los policías y dirigentes que los apañan".
- Alejandro Rodríguez: "Los jueces muchas veces quieren dejar presos a lo detenidos por violencia en el fútbol, pero no tienen herramientas".
- Alejandro Rodríguez: "Antes se peleaban barras de distintas hinchadas. Ahora se pelean entre barras del mismo club por un botín".
- Alejandro Rodríguez: "Presentamos el proyecto para que los jueces tengan herramientas para condenar este tipo de delitos".
- Alejandro Rodríguez: "Presentamos un proyecto para tipificar el delito de barra brava en el fútbol argentino".
- Claudio Giardino: "Les están sacando recursos a los clubes que no pueden vender entradas a visitantes. Encima quieren agregar seguridad privada".
- Claudio Giardino: "Pero en el verano hubo visitantes y no pasó nada. Y en varios partidos oficiales también".
- Claudio Giardino: "Algunos se golpean el pecho diciendo que van a combatir la violencia prohibiendo los visitantes".
- Alejandro Rodríguez: "En el proyecto presentado, le caía la misma pena a los barras que a los dirigentes complíces".
- Alejandro Rodríguez: "Hay barrabravas que tienen porcentajes de jugadores".
- Alejandro Rodríguez: "No hay que perseguir al que está en el para-avalanchas alentando al club. Hay que perseguir a los que cometen ilícitos".
- Alejandro Rodríguez: "Los clubes son de los socios. Las Sociedades Anónimas Deportivas son un asalto que no podemos permitir".

La columna de historia por el profe Alberto Moreno: "A lo Boca II. Aunque ganes o pierdas"

La grandeza, la madera de la que se está hecho,  se demuestra en el triunfo, pero más aún en la derrota. Hay maneras y maneras de ser vencido. No es lo mismo Leónidas y sus 300 espartanos –esos eran bosteros seguro, te lo firmo- bancando la parada ante 200.000 persas que Astíz y sus muchachos en las Georgias…  De la misma manera, no es lo mismo irte a la B en tu cancha teniendo ventaja deportiva que… Bah, eso no tiene comparación con nada. A lo que vamos es que Boca, incluso al perder, ha sabido dejar patente su estirpe. Hemos caído, sí, forma parte del juego. Pero vendiendo caro el pellejo. A lo Boca.

Justo la ruleta del destino nos pone ésta efemérides, el recuerdo de un partido que sintetiza el espíritu xeneize en una derrota que se recuerda casi como una victoria porque a pesar de caer,  Boca no renunció a ninguno de los principios que lo hacen ser Boca. El 12 de abril de 1989, el Xeneize recibía a Olimpia de Paraguay, su sombra negra, por los Octavos de Final de la Copa Libertadores. Boca había caído por 2-0 en la ida, jugada en el Manuel Ferreira, el estadio de Olimpia. Bajo un sol abrasador, el Xeneize no pudo con el equipo paraguayo y para colmo se fue expulsado Maranga y Comitas erró un penal. Un panorama inquietante que, como es lógico, llevaron a la grey xeneize a reventar La Bombonera para impulsar al equipo a la hazaña.

Claro, con la obligación de hacer dos goles y nueve jugadores paraguayos metidos dentro de su área desde el minuto 0, Boca empezó una batalla no solo contra el tiempo y el resultado, sino contra sus propios nervios. Un Boca apurado, impreciso y confundido, se lanzó con todo contra el arco defendido por Ever Almeida, pero solo lograba aproximaciones. No había espacios de ningún tipo y el Xeneize centralizaba el juego, metiéndose en el embudo que proponía el equipo paraguayo. Pero Boca no dejaba de ir una y otra vez. En ese avance permanente dejaba todos los espacios que Olimpia le negaba. Y claro, el equipo paraguayo tenía arriba a dos delanteros temibles, Raúl Amarilla y Alfredo Mendoza, listos para facturar. Cosa que hicieron en dos minutos fatales. A los 16’, hubo una contra de Olimpia que terminó en córner y se sabe, “dos cabezazos en el área es gol” no es una frase hecha.  Vino el centro, peinada en el primer palo de un jugador paraguayo y cabezazo de Mendoza para abrir la cuenta.  No pasaron dos minutos y Mendoza desbordó por izquierda y tiró el centro para que Amarilla la mande a guardar y ponga el global en 0-4.

De la mano de un Perazzo que nunca renunció a la hazaña, Boca siguió insistiendo, buscando el gol que al menos le abriera la puerta a la esperanza. Y ese gol llegó a los 22 por intermedio del propio Perazzo, que capturó un mal rechazo para meter un viandazo de zurda que se coló entre las piernas de Almeida. El destino pareció hacerle un guiño al Xeneize, cuando a los 27 se fue expulsado Mendoza por un planchazo a Simón. Pero Boca no supo aprovechar esa ventaja. Maniatado por los nervios, falto de ideas, siguió chocando contra la férrea defensa paraguaya. Y para colmo, sobre el final del primer tiempo y después de que Almeida le sacase una pelota imposible a Comas, el Chiche Soñora se iría (mal) expulsado por una falta a Amarilla. Así se escurrió el primer acto.

Boca salió al segundo tiempo a matar o morir. No había margen para otra cosa, así que se plantó con Simón como único jugador entre el círculo central y el arco de Boca, mientras el Mono Navarro Montoya oficiaba de líbero. El resto de los jugadores de Boca se encontraba en el campo de Olimpia: Tapia y Villarreal trasladaban la pelota, intentando filtrar pases dentro del área en la que se amontonaban –y se anulaban involuntariamente- Graciani, Perazzo y Comas, mientras Cucciuffo y Tavares oficiaban de improvisados wings por ambas puntas. Había que descontar como fuera, así que podrá imaginarse el estallido del Templo cuando a los 3’, otra vez Perazzo se vistió de héroe para armar una jugada fenomenal  y, después de que su remate rebotase en el palo, apareciera Villarreal para marcar el 2-2. Boca necesitaba “apenas” dos goles más para llegar a los penales e inclinó la cancha a puro empuje. Simón y Tavares se multiplicaban para cortar los contrataques paraguayos, mientras Villarreal quitaba y jugaba.  Pero ahí estaba el verdugo Amarilla para prolongar el sufrimiento. Hubo tiro libre para Olimpia en la medialuna. Remate violentísimo de Miño que tapó el Mono, pero el rebote fue tan fuerte que llegó hasta el punto del penal  donde estaba el 9 paraguayo para mandarla a guardar. Parecía cosa juzgada: faltaban poco más de media hora y Boca tenía que meter 3 goles como mínimo. Pero, ey: esto es Boca.    

Entró Latorre para tratar de romper la defensa paraguaya a pura gambeta y tanta insistencia tuvo premio: a los 69’, cayó Graciani dentro del área y Comas se paró frente a la pelota para buscar revancha del penal errado en la ida. Comitas pateaba siempre arriba, a los ángulos. No fue la excepción: la pelota pegó arriba, en el lado interno del travesaño… y entró. Quedaban 21 minutos para intentar lo imposible. La tensión en el estadio parecía una sustancia sólida. Se empezaba a ver en los jugadores el desgaste físico y nervioso en las gambetas fallidas o los pases imprecisos, pero nunca en una mueca de resignación o en bajar los brazos. Seguían intentando, convencidos de que era posible. Y La Bombonera empujaba, también nerviosamente, pero el tiempo se escurría inexorable.

Faltaban 4 minutos cuando Tavares se mandó una patriada por la derecha y con lo que le quedaba de fuerzas metió un fierrazo cruzado entre decenas de piernas enemigas que entró por el segundo palo. El Templo estalló, el rugido de la hinchada empujando al equipo era tan ensordecedor que los relatores tenían que gritar para que se los escuchase. Boca arrinconó por completo a Olimpia dentro de su área, pero  Almeida sacaba todo. Hasta que llegó el enésimo córner para Boca. Faltaban 2 minutos para el pitazo final y Boca se quedaba afuera. La Bombonera era un infierno, El “Dale Boca” se escuchaba hasta Asunción. Graciani iba a tirar el córner desde la izquierda, pero en eso se acercó Perazzo y se la pidió. Walter recibió en el borde del área y retrocedió con la pelota hacia el vértice, como quien busca a qué cabeza tirarle el centro. Pero había relojeado que Almeida descuidaba el primer palo, y hacia allí salió su remate bien de goleador: combinación exacta de viveza y optimismo. La locura que se vivió en ese momento es casi imposible de describir, lo que es seguro es que solo se consigue en Brandsen y Del Valle Iberlucea.  

Boca había logrado lo que parecía totalmente imposible: remontar una desventaja inicial de 0-4 y empardar en 5 ante un rival complicadísimo. Lo había hecho entregando todo, hasta la última gota, jugando mal, nervioso, empujando, pero dejando el alma. Así había llegado a los penales, que serían otra historia. Más vinculada al azar, como suele ocurrir en esa instancia. En la que pagaría caro el esfuerzo descomunal de un partido en el que había hecho todo el gasto, mientras el rival se había limitado a aguantar. Y también con una cuota grande de injusticia futbolera. Porque serían los tres mejores jugadores del partido, los autores de cuatro de los cinco goles, quienes terminarían errando sus penales.  No lo merecía Perazzo, el héroe de la noche por escándalo. Tampoco Villarreal, quien había recuperado mil pelotas y sido el más claro a la hora de administrarla. Ni el uruguayo Tavares, puro corazón empujando desde el fondo durante los 90 minutos. Pero la vida y el fútbol tienen esas cosas. Perazzo erró el segundo penal en la serie de 5, pero La Bombonera explotó en un “Peraaazo, Peraaazo”. El Mono atajó el tercero de los paraguayos para darle vida a Boca. Se pusieron 4-4 y Portella desvió el quinto penal de Olimpia. Si la metía Villarreal, pasaba Boca. Pero atajó Almeida. Vino la tanda de uno y uno. Se pusieron 6-6. Le tocó el turno a Olimpia y marcó Guasch. Tavares era el último de los jugadores de campo disponibles para patear.  Le dio con alma y vida. Pero atajó Almeida y Boca quedó afuera.  

¿Alguien si quiera piensa que hubo insultos a los jugadores, encapuchados saltando al campo para pegarles o incendio de La Bombonera?  Lejos de eso, el aliento de la hinchada de Boca fue tan impactante que el paraguayo Miño, quien jugaría con su Selección y también en Europa, diría que nunca había visto algo así en ningún lugar del mundo.  Y es que Boca perdió sí, pero nunca se traicionó a sí mismo. Dejó el alma y así lo supimos entender los hinchas que aún hoy recordamos esa noche con el orgullo bostero a flor de piel.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El equipo está conformado por Ana Bonissone en la conducción, Eduardo Eliaschev, Claudio Giardino y Fernando Burruso en el estudio,  y columnistas que cubren las principales actividades de nuestro Club como Martín Marzolini en básquet, Vanesa Raschella en futbol femenino, Martín Herrera en fútbol profesional, Jacqueline Vezzosi en divisiones inferiores fútbol masculino, Mariano Revertido en el polideportivo, y el invalorable aporte de Alberto Moreno recordándonos de dónde venimos en cada hecho histórico de nuestro Club. Con la producción general de Leo Zallio, Ivan Ludueña y Daniel Lubel, y Maximiliano Catanzano en diseño y gráfica.
Para dejar mensajes por WhatsApp en cualquier momento: 15 6467-5152