Compartir

viernes, 16 de septiembre de 2016

BOCA ES NUESTRO EN RADIO - PROGRAMA DEL 15-09-16
Les dejamos la séptima entrega de Boca es Nuestro Radio, programa que se emite todos los jueves de 19 a 20 hs. por Radio IRed.

No te pierdas en este programa:

- Las novedades del fútbol profesional de después del ansiado regreso a la Bombonera, a cargo Marcelo Merkato.

- Vanesa Raschella nos cuenta todas las novedades en el futbol femenino.

- Todas las novedades del básquet a cargo de nuestro especialista, Martín Marzolini.

- Jacqueline Vezzosi, nuestra especialista en inferiores, nos cuenta las novedades de todas las categorías del club.

- Agustín Petrillo con el polideportivo. Enterate de las novedades de todas las disciplinas amateur del club.

- La columna de historia de Alberto "el Beto Mágico" Moreno, sobre la historia de "los grandes no descienden".

- Debate en la mesa sobre la encuesta de Bombonera vs Estadio Shopping que se hizo durante la renovación del carnet.

Podés escuchar el programa completo, acá:



DE ASCENSOS, DECRETOS Y ESCRITORIOS

Es notable y digno de estudio por parte de profesionales de la psicología y psiquiatría, el mal que aqueja a las plumas, acentuado desde el inolvidable 26/6/11, por el que le transfieren a Boca todas aquellas cosas que los caracterizaron a lo largo de su historia. “Sos amargo, llená la cancha”, te dicen sin rubor. “Abandonaste”, declaman sin que se les nueva un músculo de la cara. “A vos te ayudó siempre la AFA”, sostienen con dureza de amianto de primera calidad.

Bien una de esas transferencias absurdas por parte de quién ganó una Libertadores a puro escritoriazo, es la que sostiene que Boca ascendió por decreto y que, no contentos con eso, cuando la AFA creó el sistema de promedios, lo hizo para salvar a Boca. Nada de esto sería grave, si no fuese porque algunos hinchas de Boca no saben qué contestar, desconocedores ellos mismos de la verdadera historia.
Así que empecemos por lo primero, el supuesto “ascenso por decreto” de Boca en 1913.

Antes de contar esta historia, es importante señalar algo crucial: cuando uno analiza un hecho histórico, debe hacerlo en su contexto. En el caso que nos compete, por ejemplo, estamos hablando de 1913. En ese momento Boca tenía 8 años de existencia y riBer –si nos atenemos a su fecha REAL de fundación- tenía 9.
riBer militaba en Primera desde 1908, Boca lo haría desde 1913. Ninguno había logrado títulos aún, ni movían multitudes, ni protagonizaban un superclásico (a comienzos de 1913 apenas habían jugado dos veces). Estaban gestando su historia, que aún estaba en pañales, y eran dos clubes de barrio, muy pero muy lejos de ser los grandes rivales del fútbol argentino en que se convertirían. El equipo grande en aquel entonces era Alumni, que va a jugar un papel importante en esta historia. Es por eso que la Asociación –amén de que también tenía otro espíritu, lejos de la onda “Buenos Muchachos” de la AFA contemporánea-  no tenía interés particular alguno en favorecer o perjudicar a cualquiera de los dos.

Hecha esa salvedad necesaria, vamos a lo que nos compete. Entre 1899 y 1906, hubo dos Ligas, la Primera y la Segunda, independientes entre sí y SIN ASCENSOS NI DESCENSOS. En 1902 se estableció una Tercera categoría y recién a partir de 1907, se estableció la posibilidad de ascender a Primera. Lo curioso era que los clubes podían afiliarse a la Asociación en la categoría que prefiriesen, excepto Primera.

Así, por ejemplo, riBer y Racing se afiliaron en 1905, pero en Tercera; e Independiente lo hizo 1907 en Segunda pero, viéndola muy complicada, en 1908 se inscribió en Tercera. El único que apuntó alto desde el vamos fue Boca, que en 1908 se afilió en la categoría más alta posible. Así pasó de jugar en ligas independientes entre 1905 y 1908, a hacerlo en Segunda, la más dificultosa que la Asociación le permitía.  
Así llegamos a 1912, momento en el que se conjugan dos situaciones. Por un lado, Alumni, el club más ganador y convocante del fútbol de la época, dejó de participar. Eso dejaba al torneo sin su principal protagonista, además de generar un vacío enorme de convocatoria y popularidad, que con el tiempo irían llenando otros clubes criollos, siendo Racing el primero de ellos.

A esta situación, se sumó la crisis que se desató en la Asociación a mediados de 1912, que culminó con la partida de tres clubes –Estudiantes de La Plata, Porteño y Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires-  para formar la Federación Argentina de Football. Así, el torneo de Primera, que había arrancado con diez clubes, terminó con seis. En Segunda o Intermedia (como se la llamaba entonces), donde militaban 11 clubes, Independiente, Atlanta, Argentino de Quilmes y Kimberley, decidieron abandonar la categoría e irse a la Federación, donde pasarían a revistar directamente en Primera.

Estaba claro que la Asociación tenía que realizar una REESTRUCTURACIÓN para tener un torneo serio. Por ese motivo reorganizó todas las categorías de la siguiente manera: SUSPENDIÓ los descensos correspondientes a ese año, UNIFICÓ todos los equipos de Segunda y Primera, y sumó al campeón de Tercera, que era Banfield, y extendió una invitación especial a Ferrocarril Sud (?). Queda claro que no hubo decreto alguno –un decreto es una decisión individual de quién preside una institución- sino un acuerdo entre todos los representantes de los clubes –incluidos los de riBer- para reestructurar la Liga. Medida que contempló por otra parte, la suspensión de los descensos de 1912, lo cual evitó que riBer, último en las posiciones en ese torneo, sufriera el primer descenso de su historia.