Compartir

domingo, 10 de julio de 2016

NO HAY PEOR CIEGO…
En estos días pudimos tener acceso a una información que hasta ahora se nos había negado: los planos que presentó Nuestro Club en la licitación por la compra de los terrenos de Casa Amarilla que se encontraban dentro del pliego presentado ante la Corporación Buenos Aires Sur Sociedad del Estado, organismo dependiente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y que son los siguientes:




Al ver los mismos, y con gran asombro, comprobamos lo que venimos sosteniendo desde hace años: la única intención que tiene la actual conducción encabezada por el Sr. Angelici es la construcción de un estadio shopping en dichos terrenos. Ratifica nuestra sospecha el ver en los planos presentados que la mayor parte del área adquirida estará destinada a estacionamiento y espacios de esparcimiento. Las construcciones prometidas en el pliego de licitación presentado, y que los dirigentes se encargaron de hacer circular en todos los medios amigos para que se convierta en un slogan que resalte la “preocupación” que tienen por los Socios y por el Barrio, “casualmente” se encuentran en los ángulos opuestos del plano bajo análisis: uno en la intersección con la calle Arzobispo Espinoza, hacia el lado del Hospital Argerich, y el otro en la intersección de las calles Palos y Juan Manuel Blanes, dejando todo el centro de los terrenos comprados destinados a espacios libres de construcciones.

Para que no digan que todas son críticas, hay que resaltar la responsabilidad de los dirigentes en el cuidado de los recursos del Club: no proyectan construir nada que después tengan que demoler para hacer el estadio shopping.

Prueba de lo mencionado en el punto anterior, es el detalle de las obras que Boca se comprometió a realizar en los 32.000 m2 adquiridos que surge de los siguientes cuadros:



Hemos leído entre las justificaciones que hicieron aquellos que aprobaron la compra de esos terrenos, cosas como que “Las 3,2 hectáreas conocidas como “El Campito de Casa Amarilla” son un espacio ideal para ese modelo de club que anhelamos ya que de los pliegos de licitación para la adquisición de los mismos surge como objeto inalterable la construcción de inmuebles destinados a fines culturales y sociales en favor de nuestros socios, hinchas y vecinos del barrio. El objeto de la adjudicación de los terrenos al club es la construcción de una biblioteca, un teatro, un gimnasio, una playa de estacionamiento, una galería de arte, etc. La adquisición de estas tierras, con el condicionamiento explícito recién expuesto, aleja toda posibilidad de construcción de un estadio shopping en ese emplazamiento”, o que “Boca debe comprar esos terrenos para poder incorporar nuevas disciplinas, construir una pileta cubierta, parrillitas, solárium, y otro lugares de esparcimiento tan necesarios para el Barrio”.

Por lo visto, muchos de los que dijeron estas frases vacías no tuvieron a su alcance los planos presentados o, teniéndolos, confiaron en palabras que no tienen el más mínimo grado de sinceridad como para considerarlas creíbles. Quisiéramos pensar que es la primer opción, ya que preferiríamos creer que pecaron de cómodos al aprobar algo que no conocían, a comprobar que aún en conocimiento de las reales intenciones de Angelici, decidieron dar ese paso en falso.

Cabe recordar lo mencionado oportunamente por el Diputado de la Ciudad Rafael Gentile, quien manifestó que en una reunión con los Legisladores, la dirigencia del Club expuso los detalles del proyecto de estadio en estos terrenos y de la transformación de la Bombonera en un estadio cerrado. La propuesta se tituló “Una nueva 'Bombonera' en el Barrio” y estos son sus principales puntos:
  1. Dotar a la Ciudad de un estadio de última generación, adecuado a las normas FIFA y con capacidad para 80.000 espectadores sentados.
  2. Mantener y adaptar la actual "Bombonera" para ser utilizada como el mayor espacio techado de la Ciudad de Buenos Aires para diversos eventos deportivos y culturales, con capacidad para aproximadamente 38.000 espectadores sentados. 
El emplazamiento del estadio sería exactamente en los terrenos remanentes de Casa Amarilla. Para hacer realidad esta iniciativa resulta necesario, entre otras cosas, comprarle a la Ciudad dichos terrenos, cambiar la zonificación de los mismos a través de una Ley de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Y, además, autorización para modificar la trama urbana (trasladar y ampliar calles, realizar cruces peatonales y vehiculares). En esta dirección, el Diputado de la Ciudad de Buenos Aries y vicepresidente del Club Atlético Boca Juniors, Sr. Oscar Moscariello, presentó el Proyecto de Ley N° 2462-D-2014 el 15 de Septiembre de 2014. Este proyecto tiene por objeto rezonificar los terrenos conocidos como "Casa Amarilla" ampliando el alcance del Distrito de Zonificación E4 56 -Estadio y Complejo Deportivo del Club Atlético Boca Juniors. Esta rezonificación permitiría construir en estos inmuebles un nuevo estadio.

O sea que, en forma muy ordenada, van cumpliendo cada uno de esos pasos con complicidad de afuera y de adentro de Nuestro Club. Maquiavélicamente pensado.

Posiblemente estemos equivocados, pero la duda que nos surge es: los Socios, los Hinchas y los Vecinos del Barrio, necesitan para solucionar sus problemas un estacionamiento al aire libre de esas dimensiones, tantos bancos de hormigón en forma de estrellas para sentarse a tomar fresco, una cancha para fútbol barrial amateur (que seguramente no va a ser mucho mejor que las que hay hoy en el Campito), una pista de skate? Para lo poco que le da el Club al Socio actualmente y la nada que le viene dando al Barrio desde hace muchos años, no creemos que este “proyecto social” ayude mucho.

Acá si hay alguien que no miente, al menos abiertamente, son Angelici y sus compañeros de Comisión Directiva: van a hacer la biblioteca, las aulas, la galería de arte, la feria de artesano… y el estadio shopping. Lo vienen diciendo desde hace 5 años y cada paso que dan van en esa dirección. Nunca hubo una manifestación verbal ni compromiso escrito alguno que expresara lo contrario.

Y el toque de gracia de toda esta movida, va a ser sumergir al Club en una deuda impagable para la construcción de “un estadio donde entremos todos” (otra mentira manifiesta dada la cantidad de Socios que tiene Boca) que podrá llamarse “Angelici Pro Stadium”, lo que dará como resultado que “el grupo inversor” se va a quedar con el Club Atlético Boca Juniors para convertirlo en el Boca S.A. que algunos desean en forma tácita desde hace más de 15 años.

O sea, que como repetimos siempre: “si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, es un perro; por más que nos quieran hacer creer que es un tigre de bengala”.

Por eso, y con la certeza de que lo que tenemos por delante es una pelea desigual contra el poder económico y mediático de los interesados, invitamos a todos los Socios e Hinchas de Boca a estar alertas, mantenerse informado de verdad y no por lo que los medios afines nos quieran hacer creer, y movilizarnos todas las veces que sea necesario en defensa de Nuestra Casa y de los 111 años de gloria de Nuestro Club.

Porque DE LA BOMBONERA NO NOS VAMOS

Porque BOCA ES NUESTRO