Compartir

martes, 29 de enero de 2019

YA NO SOS IGUAL






















La banda punk “2 minutos” escribía allá por 1994 uno de sus temas más conocidos:

Carlos se vendió al barrio de Lanús
el barrio que lo vió crecer.
Ya no vino nunca más por el bar de Fabian
y se olvidó de pelearse los domingos en la cancha. (...)

(...) Ya no sos igual
Ya no sos igual
Sos un vigilante de la Federal.

Nosotros también tenemos un Carlos que se vendió. Recién llegado de la Juventus, estuvo a merced de esta dirigencia para hacerle campaña. Declarando repetidas veces en conferencia de prensa que quería que el oficialismo siga en el club, siendo la imagen de campaña y mostrándose a los abrazos con Angelici el mismo día de las elecciones. Un papel realmente triste para alguien que supo ser un jugador de elite mundial.



Nuestro Carlos también se olvidó de pelearse los domingos en la cancha. Lejísimo de su versión 2003-2004, Tevez mostró un nivel bajísimo en sus dos regresos. En el primero, se arrastró en la semifinal contra Independiente del Valle y hasta se escondió en un momento muy caliente del partido para patear el penal que terminó errando Lodeiro. Solo nos dejó un puñado de partidos buenos en 2015 y una seguidilla antes de irse a China a escondidas y mintiéndole al hincha con su aparente “indecisión”, cuando estaba todo firmado hacía tiempo.

El regreso después de ser suplente en China fue en un nivel paupérrimo. Caminando la cancha la mayoría de los partidos - incluida la final de la Supercopa con Riber - sin poder ser determinante cada vez que era titular, terminó ganándose solito un lugar en el banco de suplentes. Porque a Guillermo se le podrán reprochar mil errores como DT, pero nunca haberle sacado la titularidad a “Carlitos”.

No conforme con su pobre nivel futbolístico y con apoyar a la peor dirigencia de la historia, Carlitos también se volvió “Un vigilante de la Federal”. Más que de la Federal, en realidad, un vigilante de los medios antiBoca. Primero, saliendo con Martín Arévalo a pegarle a Riquelme desde China en una entrevista totalmente incomprensible. Y ahora, saliendo nada más y nada menos que en el programa de Diego Díaz - quizás el programa más antiBoca que hoy está en el aire - a armar un puterío innecesario en un momento que Boca necesita calma.

No voy a pedirle que deje de hablar y se dedique a jugar, porque hace años que no está para eso. Lo único que le podemos pedir a “Carlitos” a esta altura, es que deje de hacerle daño a Boca.

Fernando Burruso - @ferburruso