Compartir

miércoles, 30 de diciembre de 2015

2016, ALLÁ VAMOS...


Termina para Nuestro Club un año con sentimientos encontrados, y por lo tanto se hace difícil hacer una evaluación del mismo.

Entre las alegrías podemos capitalizar los campeonatos obtenidos en el Campeonato de Primera División «Julio H. Grondona» y en la Copa Argentina, más las alegrías que nos dieron los muchachos de Futsal, las chicas del Fútbol Femenino o las del Voley.

Entre las tristezas, no podemos dejar de olvidarnos de la estupidez que nos hizo quedar eliminados de la Copa Libertadores, el poco énfasis que pusieron nuestros “dirigentes” para defendernos ante la Conmebol mientras otros se hacían fuertes en el escritorio, la decisión de dejar de participar en la Liga Nacional de Vóley Masculino, el desinterés en apoyar al Básquet, los problemas para entrar a la cancha en cada partido para maldisponer al Socio y hacerle creer que necesitamos un “estadio del primer mundo”, el destrato al Socio adherente del que solo interesa su cuota mensual, la continuidad de la política de los últimos años respecto a cerrarle las puertas del Club al Barrio, la imposibilidad para muchos Hinchas de acceder a ver un partido en la Bombonera mientras siguen desfilando los turistas, los “corporativos” o los invitados “vips”.


Y tenemos que sumar también la preocupación. Preocupación que tuvo su punto más alto con el resultado de las elecciones a principio de este mes de Diciembre, donde se convalidó la peor gestión de los últimos años (privilegio arrebatado a Corigliano y Cía.) sobre la base de una figura muy sensible para todos los Hinchas como es Carlitos, y la participación de muchos “votantes” de dudoso origen, que pone en serio riesgo el futuro de Nuestro Club. Porque con el argumento de que “el Socio nos ratificó la confianza”, van a pretender ir por todo y llevar adelante el proyecto faraónico y delirante de construir un estadio shopping a una cuadra de Nuestra querida Bombonera, poniéndose nuevamente en contra de los intereses del Barrio y condenando al Club Atlético Boca Juniors a una situación financiera delicada por el endeudamiento que significaría esa locura. Por ahí eso es lo que se busca; que los “amigos” se terminen quedando con Boca a cambio de la deuda, más con la perspectiva de que en un futuro muy cercano desembarcarían las sociedades anónimas en los Clubes de Argentina. Y no nos vengan con que la situación económica y financiera de Boca es brillante, porque perdimos el Vóley, estamos a punto de perder el Básquet, cada vez hay menos servicios para los Socios, y todo esto a pesar de haber utilizado la mayor parte de los ingresos de los próximos años provenientes de contratos de sponsoreos, partidos amistosos, etc.




Voy a respetar firmemente la decisión que tomaron los Socios, salvo que la Justicia determine lo contrario y nos encontremos con alguna sorpresa. Pero no por eso voy a dejar que se crean con la facultad de hacer efectivo un cheque en blanco que en ningún momento se les entregó.

Voy a exigir el cumplimiento de cada una de las promesas que se hicieron durante la campaña, para que se traduzcan en realidad y no queden en simples mentiras marketineras como las del 2011.

Voy a defender cada día a Nuestra Casa, porque la frase que para muchos fue un slogan de campaña, para nosotros es un premisa inclaudicable: DE LA BOMBONERA NO NOS VAMOS.

Voy a festejar cada uno de los logros que consigamos durante el 2016, pero no por eso voy a dejar de cuestionar la continuidad del avasallamiento de Nuestros Ídolos, Nuestros colores, Nuestra Historia, Nuestro Gen Bostero…

Voy a hacer lo que hicimos siempre, sin intereses económicos ni políticos: trabajar solo por y para Nuestro Club.


PORQUE A BOCA LO HACE GRANDE SU GENTE

PORQUE BOCA ES NUESTRO

Claudio O. Giardino
Boca es Nuestro