Compartir

lunes, 3 de noviembre de 2014

VIOLENCIA ES MENTIR...

La violencia no es la menor manera de expresar las ideas ni la disconformidad con las ideas de otros. La violencia no debe ser consentida en ninguna de sus formas.

Para evitarla, en una sociedad alterada como la nuestra es imprescindible la prevención.
Pero la prevención debe ser ejercida por quien corresponde: policía, seguridad privada u otro medio idóneo y legal para ello.

En la Asamblea de Representantes realizada el último viernes fueron muy notorias dos cosas: en primer lugar la ausencia de personal de seguridad. En segundo lugar la presencia de personajes que debutaban en una Asamblea, y que se veía que mucho no les interesaba el balance...

La utilización de estos personajes, a quienes se dice combatir, a modo de gendarmes no es para garantizar la seguridad en el acto sino para evitar expresiones de desacuerdo de los presentes, hecho que quedó registrado cuando un grupo de socios intentó, con absoluto respeto hacia la Asamblea, exponer una bandera en contra del derecho de admisión, bandera que fue inmediatamente retirada por los "camisas negras" versión 2014.

Es imposible que esta situación se haya producido sin la anuencia, o peor aún, por iniciativa de la Comisión Directiva del Club.

La intimidación y la amenaza también sor formas de violencia; tan inaceptables como los sillazos. Más cuando esa violencia es ejercida por quienes administran el Club Atlético Boca Juniors y tienen entre sus funciones garantizar la seguridad de quienes, por cualquier motivo asisten a la sede del club.

Por lo expuesto, Boca es Nuestro "invita" a todas las Agrupaciones que por convicción o intimación o sumisión repudiaron los hechos de la asamblea anterior, a rechazar con el mismo énfasis las acciones destinadas a impedir violentamente las opiniones disidentes.

Porque si no es una simple frase eso de que "La violencia es mala venga de donde venga". Porque parece que cuando viene desde el poder, se convierte en un acto justiciero...