Compartir

sábado, 8 de noviembre de 2014

LA BOMBONERA NO SE TOCA

ATENCIÓN: Quieren modificar la zonificación de las manzanas de Casa Amarilla en La Boca delimitadas por las calles Martín Rodríguez, 20 de Septiembre, Palos y Juan Manuel Blanes, para facilitarle a la Corporación Sur del Gobierno de la Ciudad, la venta a Boca para la construcción de un nuevo estadio.
Esto comienza a tratarse el martes en la Legislatura Porteña, por pedido de Oscar Moscariello, vice de Boca, Hincha de ...
Señores Legisladores, NI SE ATREVAN!!! Si hace falta nos movilizaremos las veces que sea para impedir ésto. Y a los dirigentes les decimos que ni se les ocurra endeudar al Club en U$S 400.000.000 como piensan, porque sería la entrega de Boca a manos de sus acreedores en el mediano plazo ante la imposibilidad de pagar semejante deuda.


ACUÉRDENSE QUE EN TRECE MESES SE VAN. NO HAGAN MAS DAÑO DEL QUE VIENEN HACIENDO


Texto del proyecto de ley que pretenden aprobar el martes en la Legislatura:

PROYETO DE LEY

Artículo 1°: Desaféctese del distrito de Zonificación R2AI, del Código de Planeamiento Urbano, a los predios frentistas de la calle Martin Rodríguez, entre las calles Juan Manuel Blanes y Arzobispo Espinosa comprendidas por la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6A y la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6B.

Artículo 2°: Desaféctese del distrito de Zonificación R2AI, del Código de Planeamiento Urbano, el polígono delimitados por las calles Martin Rodríguez, Juan Manuel Blanes, 20 de Septiembre y Palos comprendidas por la parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F; la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F y la parcela 3A, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F.

Artículo 3°: Desaféctese del distrito de Zonificación R2AI, del Código de Planeamiento Urbano, al predio delimitado por las calles Martin Rodríguez, entre las calles Juan Manuel Blanes y Wenceslao Villafañe comprendido por la parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6E.

Artículo 4°: Desaféctese del distrito de Zonificación R2AI, del Código de Planeamiento Urbano, Al polígono delimitado por las calles Martin Leguizamón, Arzobispo Espinosa, Palos y 20 de Septiembre comprendida por la parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6G y la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6G.

Artículo 5°: Aféctense a la ampliación del Distrito de Zonificación E4 56 -Estadio y Complejo Deportivo del Club Atlético Boca Juniors - del Código de Planeamiento Urbano la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6ª ; la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6B ; parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F ; la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F ; la parcela 3A, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6F ; parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6E; parcela 1, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6G y la parcela 2, Circunscripción 4, Sección 6, Manzana 6G. 

Artículo 6°: Encomiéndese al Poder Ejecutivo la actualización de las respectivas planchetas de zonificación del Código del Planeamiento Urbano, de acuerdo a lo dispuesto en la presente ley.

Artículo 7°: Cúmplase con los artículos 89 y 90 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Artículo 8°: Comuníquese, etc.


Fundamentos:

Desde hace varias décadas, La Boca ha sufrido un grave deterioro de su trama urbana, consecuencia de múltiples causales relacionadas algunas con aspectos locales como la perdida de la actividad portuaria y la contaminación del Riachuelo, y otras asociadas a las diversas crisis económicas que ha sufrido la Argentina en el transcurso de los años.

Esa degradación de la trama urbana de consecuencias devastadoras sobre gran parte del barrio, provocó la desaparición de comercios, de pequeñas industrias y talleres, de los cines y teatros; y el deterioro de las viviendas; provocando la exclusión de la inversión privada como fuerza para su crecimiento y desarrollo. Lo que motivó que en 2006 esta Legislatura sancionara la Ley 2240, que a pedido de los vecinos, declaró a La Boca en Emergencia Urbanística y Ambiental.

El patrimonio urbanístico del barrio de La Boca pesa por si mismo, los años siguen pasando y el barrio sigue erigiéndose como foco de atracción constante. La Bombonera, el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda y el Paseo Caminito, entre otros integran un patrimonio imposible de valuar para la Ciudad de Buenos Aires. 

Los gobiernos locales, preservando ciertas particularidades vinculadas al patrimonio, al estilo arquitectónico y al paisaje urbano característico de un área, impulsan la implementación de diversas intervenciones en el espacio público. En este tipo de enfoque de las políticas urbanas, la preocupación debe girar tanto en torno a la gente y sus necesidades como en el cómo mejorar los usos y el valor del suelo urbano.

Las políticas de renovación de áreas centrales de la ciudad generan un incremento del valor del suelo urbano que se acentúa a medida en que se concreta la realización de obras de mejoramiento de infraestructura y rehabilitación edilicia. 

El puntapié inicial al proceso de renovación y puesta en valor del barrio de La Boca, en la década del ´90, fue la obra que se inicia durante la gestión de Saúl Bouer para el control de las inundaciones en la ribera del Riachuelo. A partir de allí, y en particular durante la gestión actual se han llevado a cabo diversas iniciativas destinadas a continuar con la puesta en valor del barrio, su historia y la cultura porteña.

La Boca es un barrio de la Ciudad que busca una recalificación de su espacio público, la apuesta a la recuperación de su patrimonio edilicio y un giro al proceso de “desinversión” padecido en años anteriores. Diversas obras significaron el inicio de un proceso de transformación y modificación de su perfil. Estos hechos constituyen sin duda un proceso de reversión del destino de marginación sufrido por la zona durante años. 

Es por eso que ahora se torna importante y necesario transmitir una visión integrada del barrio que responda a las nuevas demandas y a una nueva forma de gestión más ligada a espacios verdes, equipamiento comunitario que ocupe áreas en abandono, priorizando el mejoramiento del espacio urbano y de la calidad de vida de sus habitantes en un marco de ciudad equitativa e inclusiva.

La importancia de ofrecer al conjunto de la ciudadanía los espacios para funciones de recreación que amplíen los efectos de su acción, trascendiendo a toda la comunidad es un intento por revertir el relegamiento y apostar por la revitalización no solo del barrio sino también del sur de la Ciudad.

Por estos motivos es que solicitamos al Cuerpo la aprobación del presente proyecto.

NI LO INTENTEN