Compartir

martes, 28 de octubre de 2014

El Valle de La Boca
La lenta degradación de un Club al que quieren convertir en marca comercial


"Golpearon la puerta de la humilde casa, 
la voz del cartero muy clara se oyó. 
y el pibe corriendo con todas sus ansias 
al perrito blanco sin querer pisó. 

'Mamita! Mamita!', se acercó gritando 
la madre extrañada dejó el piletón 
y el pibe le dijo riendo y llorando 
'el club me ha mandado hoy la citación'." 

Cuántas historias como ésta nos estamos privando? Porque Boca no sólo es fútbol. Es Básquet. Voley. Futsal. Lucha. Handball. Fútbol Femenino, con nuestras gladiadoras peleando y ganando todos los campeonatos. Y muchos deportes más que lentamente empiezan a dejar morir porque no son autosustentables. Porque Boca tiene una identidad institucional bien definida que pareciera lentamente nos quieren empezar a borrar. Pero no se puede borrar con el codo y con un cheque más de 109 años de Historia y Gloria.

La gloria no se compra ni tiene precio. Se gana con sudor, lágrimas, esfuerzo colectivo y ambición de ser el mejor. Es eso que no pone de rodillas a los poderosos y hace tocar el cielo con las manos a los más humildes. Y parece que lentamente nos alejaron de ese ideal de grandeza que venimos forjando desde 1905. El mismo sudor y sacrificio de los fundadores y todos aquellos que se acercaron a hacer más grande nuestro Club en forma desinteresada. Desde conseguir pelotas, redes, tablones para la tribuna, hasta aquellos que dan clases de apoyo en el Departamento de Cultura ó realizan investigaciones acerca de la historia de Boca, esa que tantas veces ha sido ninguneada por el periodismo.

Y resulta que un comedor para pibes del barrio en frente de la cancha está por ser desalojado, Pero el invento "UPA La Boca" no interviene, porque involucrarse no garpa. 

Y resulta que los partidos de Básquet los juegan en el mismo horario que el fútbol, en un nuevo intento de sabotaje a la disciplina.

O que el Fútbol Femenino tiene muy poca exposición entre las prioridades del Club, a diferencia de un evento de marketing ó una maratón de dudosos intereses.

O que le entregan la concesión del Museo por 10 años a TyC y un grupo empresario, y a su vez emprenden una obra en Ezeiza, pero se olvidan que Boca está en La Boca y no en la Richieri, y que las obras deben realizarse en el Barrio que lo vió nacer, ampliando el Estadio y las instalaciones deportivas para Socios y Deportistas. Y le dan la espalda al Barrio y a los futuros cracks que nacen a metros de nuestra cancha y necesitan desarrollar sus talentos.

Nuestra Bombonera, nuestra Casa, ese reciento lleno de gloria, éxitos, triunfos agónicos y aliento sin parar, resulta que es un punto de interés turístico y todos los días desfilan micros y combi’s con Asiáticos, Europeos, Americanos y hasta Extraterrestres. E instalan el tema de que "queda chica" y hay que hacer un nuevo Estadio. ¿Qué contradicción, no?. 

Nuestro Coliseo Xeneize, a pesar de tener más de 74 años, vive y late como el primer día. Pero necesita mantenimiento, como todo: Una renovación integral de todo el sistema eléctrico, cloacal, iluminación; Respetar la cantidad de usos del campo de juego y su mantenimiento prolongado para la alta competencia; Una renovación de fachadas y arreglar el hormigón que puede estar enfermo (hongos, humedad, etc.). 

Involucrémonos más en la vida de Boca y aportemos un granito de arena para hacer más grande a Nuestro Club. No es difícil si nos lo proponemos. 

Porque Al Club lo hace Grande Su Gente