Compartir

viernes, 21 de octubre de 2016

BOCA ES NUESTRO EN RADIO - PROGRAMA DEL 20-10-16
Les dejamos la doceava entrega de Boca es Nuestro Radio, programa que se emite todos los jueves de 19 a 20 hs. por Radio IRed.

No te pierdas en este programa:

- Jacqueline Vezzosi, nuestra especialista en inferiores, nos cuenta las novedades de todas las categorías del club.

- Todas las novedades del polideportivo con la info de Agustín Petrillo.

- Las novedades del fútbol profesional a cargo Martín Herrera.

- Las novedades del fútbol femenino con la info de Vanesa Raschella.

- Todas las novedades del básquet a cargo de nuestro especialista, Martín Marzolini.

- La columna de historia a cargo del "Beto Mágico". En esta entrega, "Hazaña en el Parque".

- Editorial Institucional: Boca no es solo fútbol.

Podés escuchar el programa completo, acá:



LOS DESTACADOS DEL PROGRAMA:

Intro

- Claudio Giardino: "Angelici miente diciendo que va a hacer un sumario por lo de la barra. Dijo lo mismo con el contrato de Bianchi y no se hizo".
- Claudio Giardino: "Si el presidente y el CT no tienen autoridad para que no pase la barra brava, estamos en problemas".
- Claudio Giardino: "El socio no puede entrar al club pero los hinchas caracterizados se reunieron con los jugadores en La Bombonerita como si nada".
- Claudio Giardino: "En el presupuesto se gasta una fortuna en seguridad, eso marca el modelo de club que quieren los dirigentes".

Las novedades de las inferiores por Jacqueline Vezzosi

- "Este fin de semana no hubo fecha por el día de la madre. La próxima será el sabado a partir de las 10 AM ante Racing".
- "El último duelo ante Racing tuvo un resultado de dos victorias, dos empates y dos derrotas".
- "Serán los últimos partidos en La Candela, se habla de que en noviembre o diciembre se inaugura el predio de Ezeiza".

Información de polideportivo:

- En futsal, Boca le ganó 3-2 a Independiente, con goles de Kruger, Vidal y Vaporaki. Hoy recibe a Estrella de Boedo desde las 20:30. Y el domingo jugará el Superclásico. Ambos en el Quinquela.
- En voley femenino, el sábado Boca venció 3-0 a Banco Provincia y el martes 3-0 a Scholem. El sábado recibe a Estudiantes.
- En voley masculino, Boca le ganó 3-0 a ferro en el Quinquela por la fecha 8 de la Copa Metropolitana.
- En básquet masculino, el sábado boca le gano a Quilmes 70 a 67. El récord de Boca es de 2-5. Mañana a las 21:30 visitará a Gimnasia de CR.

Las novedades del fútbol por Martin Herrera:

- Martín Herrera "Guillermo probó con Sara; Peruzzi, Vergini, Tobio, Silva; P.Pérez, S.Pérez, Bentancur; Pavón, Tevez y Centurión".
- Eduardo Eliaschev: "En Boca no se mide con la misma vara a los distintos jugadores".
- Claudio Giardino: "Me tienen cansado con el tema Centurión. El domingo pasado fue de los que más corrió y de los que mejores jugó. Uno tiene que ser profesional las 24 hs, pero cuestionemoslo si el domingo no levanta las piernas".
- Martín Herrera "Ingresaron Fabra por Silva, Gago por P.Pérez y Solís, de interior, por Bentancur".
- Martín Herrera "Justo cuando se confirma la venta de Bentancur, se dice que no jugaría el domingo. La molestia que tiene no sería tal".
- Eduardo Eliaschev: "La plata de la venta de Bentancur no va a entrar a Boca, se va a usar para pagar el pase de Tevez".
- Martín Herrera "Contra Central será el 2 de noviembre. Todavía no se sabe si va a ser en San Juan o en Córdoba".

Las novedades del fútbol femenino por Vanesa Raschella:

- "El lunes, las Gladiadoras perdieron 5-0 en un amistoso ante la novena división masculina de Ferro".
- "A pesar de las diferencias lógicas entre un equipo femenino y masculino, el partido deja un saldo positivo".
- "En el campeonato, Boca debutará este sábado a las 15 en el Pedro Pompilio ante San Carlos, recién ascendido"
- "En todos los partidos hay entrada libre y gratuita para todos, sean socios, no socios o adherentes".

Debate en la mesa sobre el desfinanciamiento de disciplinas, de cultura y el alejamiento del barrio.

- Claudio Giardino: "Se siguen cerrando las puertas para la gente del barrio y cada vez hay más personal de seguridad y menos vecinos".
- Claudio Giardino: "Algunos se acuerdan del barrio solo cada cuatro años cuando hay elecciones".
- Claudio Giardino: "Es interesante ver el balance de Boca. Se bajó mucho el presupuesto para las otras disciplinas".
- Claudio Giardino: "Comparado con 1995, el último año de Alegre, se bajó mucho el presupuesto para el basquet, para los deportes amateurs y para cultura"
- Claudio Giardino: "Cada año se pueden generar más recursos por el marketing pero se los gasta en seguridad y no en deportes o cultura".
- Claudio Giardino: "Hay gente que hace cursos en el club hace años y ahora los sacaron porque les exigen ser adherentes. No todos pueden pagar una cuota, no todos tienen tarjeta".
- Claudio Giardino: "Con lo que gasta en otras actividades menores, Boca podría hacer mucho más en cultura".
- Claudio Giardino: "Macri en 1995 dijo que agarró un club quebrado pero había muchas mas disciplinas y actividades que ahora.".
- Claudio Giardino: "Hacen que los chicos que practican deportes se compren su propia ropa, cada vez es peor".
- Eduardo Eliaschev: "Los dirigentes no tienen idea de la situación económica de la gente de La Boca y Barracas".
- Claudio Giardino: "Todo tiende a que Boca sea cada vez mas elitista, y cuando sea SAD solo va a importar el lucro".

La columna de historia: "Hazaña en el Parque".

La década del '80 fue, ante todo, desesperante. Porque no era solo no salir campeón, sino que nos pasó de todo.  Pero dentro de esas frecuentes malarias, también había espacio para que Boca sacase a relucir ese corazón que muchas veces hoy se le reclama, ese sobreponerse a la adversidad que patentó la frase “ganar a lo Boca”. Como esa mañana gris del 15 de junio de 1986, en Rosario. En 1986 ya habían pasado cinco largos años del maravilloso 1981. Cinco años en los que Boca no ganaba nada de nada. Encima, ese año riBer acababa de salir campeón y Diego, lejos de estar haciendo maravillas con la azul y oro, estaba haciendo magia en el Mundial. El mismo Mundial en el que estaban las dos grandes figuras xeneizes: el Chino Tapia y el Vasco Olarticoechea.

Sin ellos dos, y desesperado por ganar algo, Boca afrontó la recientemente creada Liguilla Pre-Libertadores, un mini torneo de lo más heterogéneo que enfrentaba a los mejor posicionados del torneo local con los campeones de las ligas del Interior, en partidos eliminatorios de ida y vuelta. El premio  a su ganador era una plaza para la Libertadores. Digamos que tenía una enorme semejanza con la actual Copa Argentina, con la diferencia de que no se otorgaba un título oficial y que las llaves eran a partido y revancha.

Para reemplazar a Olarticoechea, Boca recuperó al uruguayo Ariel Krasouski, ese gran número 5 del Boca campeón ’81, quien estaba a préstamo en San Lorenzo. En vez del Chino Tapia, se repartían la creación entre Ángel Hoyos, un 10 técnico pero displicente, y Claudio Dykstra, joyita de las inferiores y gambeteador empedernido. El mal de ausencias lo completaba la Chancha Jorge Rinaldi, un gran número 9, con manejo y gol, pero que venía de una lesión y no estaba en su mejor forma física.  Para reemplazarlo, Marito Zanabria –quien conducía a aquel equipo- eligió a otro producto de las inferiores, el Tuta Gustavo Torres.  El Tuta pagaría la confianza en efectivo.

Con el Loco Gatti y el Murciélago Graciani como máximas figuras, aquel equipo en el que también se destacaban Quique Hrabina, Luisito Abramovich, el uruguayo Krasouski, el polifuncional Ivar Staffuza y el boliviano Milton Melgar, arrancó en octavos de final contra Alianza Cutral Có de Neuquén, al que derrotó en ambos partidos por 2-1 (Higuaín y Graciani en el primero, Staffuza y Krasouski en la vuelta). Le siguió Olimpo de Bahía Blanca con el que protagonizó una batalla campal en La Bombonera que finalizó 1-1 (Passucci), pero cerró la serie con un triunfo épico en el Carminati. Allí el Tuta empezó a protagonizar su historia de gloria en azul y oro, no solo metió dos goles –el otro lo hizo Rinaldi- sino que uno de ellos fue el del triunfo 3-2 en el minuto 116 del tiempo suplementario, al que Boca llegó tras el 2-2 en los 90.  Los dos del Tuta fueron golazos: el primero una volea desde afuera del área y en el segundo gambeteó tres tipos dentro del área y la picó por encima del arquero. La semi era chivísima, ante el San Lorenzo de los Camboyanos, equipo áspero como pocos, pero Boca arrancó con el pie derecho: en el Freezer de Núñez –donde hacía de local un Ciclón sin cancha- Boca ganó por 2-1 con goles de Passucci y un enorme tiro libre de Alfredito Graciani. La revancha en el Templo fue un utilitario 0-0 y el pasaje a la final.

Allí esperaba Newell's, fresco subcampeón local y un verdadero equipazo. En la ida, la Lepra se floreó en La Bombonera y nos ganó 2-0 con un show del Tata Martino, que metió dos golazos para que los leprosos nos cantaran "Boca no te vayas, Boca vení, quedate a ver al Tata, parece Platiní". Cuestión que esa mañana fría, Boca salió al Parque Independencia con Gatti, Abramovich, Higuaín, Passucci, Hrabina; Melgar, Krasouski, Dykstra, Hoyos; Graciani y Torres. Los once elegidos por Marito para remontar algo que parecía muy cuesta arriba, no tanto por el 0-2, como por las diferencias entre ambos equipos. Claro, cuando a los 34 del primer tiempo Newell's se puso 1-0, la mañana pareció hacerse noche. Pero Graciani empató de penal sobre el final del primer tiempo y prendió una lucecita. De todas maneras, a los 10 del segundo tiempo el partido estaba 1-3 y cuando lo echan al Quique Hrabina. Quedaba poco más de media hora, Boca tenía uno menos y tenía que hacer al menos tres goles para ganar la Liguilla. El delirio comenzó a los 71, a 19 minutos del final, cuando los leprosos festejaban por anticipado, y el Murciélago lo llamó a silencio clavando un tiro libre impresionante en el ángulo de Scoponi. Le siguieron diez minutos de furia y una ametralladora de expulsados: Martino, Pautasso y Llop por Newell's, Hoyos e Higuaín por Boca. Corría el minuto 43', estaban 8 contra 8 y quedaban dos minutos para hacer dos goles. ¿Imposible? El Tuta Torres pensó que no, y le pegó con alma y vida desde afuera del área, para ponerla abajo, en la ratonera. Boca se aseguraba el alargue, pero se dio cuenta que Newell's había bajado los brazos y fue por más. Y en el último minuto del descuento, el Tuta Torres se contagió de los duendes Maradonianos, gambeteó a cuatro jugadores leprosos en fila y la clavó abajo, en el segundo palo. El delirio fue tal que parecía que Boca había ganado la Intercontinental. Hubo vuelta olímpica y "¡dale campeón!". No era para menos porque había sido a lo Boca, torciéndole el brazo a lo imposible.